16 may. 2011

La Sinfónica de Maldonado

Fuenlabrada 108 – DKV Joventut 81 (jorn. 34). El Fuenla arrolla a la Penya y vuelve a un ‘play-off’ por el título (y a Europa) nueve años después. Delirio en el Fernando Martín. Real Madrid, rival en cuartos. Salva Maldonado: "Me da alegría por el público y por los jugadores, que son los protagonistas".
Escucha los sonidos del partido


Foto: La unión hace la fuerza (ACB / Fran Martínez)

Artículo publicado en El Iceberg

Crónica

La mejor temporada de la historia del Baloncesto Fuenlabrada no podía terminar de otra manera que con los jugadores manteando a Salva Maldonado, el director de una orquesta que cada día afina mejor. La gloriosa tarde dejó muchas imágenes para el recuerdo, como la de la afición pidiendo al entrenador barcelonés que saliera de nuevo desde los vestuarios a la pista para la celebración final, como ese puñetazo derecho al aire de Maldonado (cuanta tensión acumulada se habrá descargado en un solo golpe), como instantes después el propio técnico invitaba a su fiel escudero, José Ángel Samaniego, a acompañarle al centro de la escena, como esa imagen del ‘coach’ sin chaqueta, volando y cayendo en los brazos de sus dirigidos, la cual resume el afán de superación de un equipo que de tanto ir hacia arriba, de tanto subir y caer, terminó rompiendo su techo una y otra vez. Ese simple acto, el de dejarse mantear, ejemplifica también la plena confianza de este grupo en el compañero, donde cada integrante sabe que puede animarse a volar porque siempre habrá alguien dispuesto a atajarle en la caída.

El Fuenlabrada se ha metido en el ‘play-off’ por la puerta grande, apalizando a un desangelado DKV Joventut y cortando una sequía de nueve años sin poder superar la fase regular. El encuentro tuvo un rápido desenlace, con los locales sacando 14 puntos de ventaja en el primer cuarto y 27 al descanso.

Ya en el salto inicial, Gustavo Ayón se sorprendió al elevarse en soledad ante un estático Will McDonald. Desde el mismo arranque, con Álvaro Muñoz en el quinteto titular, el conjunto naranja se mostró mucho más intenso que su rival. El alero abulense disputó así su cuarto partido ACB, cumpliendo en defensa y aportando en ataque (6 puntos, 3 rebotes y 4 de valoración en 12 minutos).

Pepu Hernández, desencajado por el arrollador inicio local, pidió un tiempo muerto a los 3’ 20’’ de partido, con el Fuenla ya ganando 18-6 (todo el quinteto inicial naranja ya había anotado alguna canasta). Pero ni siquiera el ex técnico campeón del mundo (que hasta se encaró con su asistente Rafa Vecina) pudo apaciguar al torbellino naranja (62-35 al descanso).

El Joventut salió con más ímpetu en el tercer cuarto (13-21), pero las dos veces que el cuadro verdinegro bajaba de los 20 puntos aparecía el acierto exterior de Lubos Barton.

Mientras Mainoldi y Valters se picaban por ver quien metía más triples (ganó el letón con un ¡6 de 6!), Gustavo Ayón ratificaba porqué era el ‘jugador revelación’ del equipo revelación: 19 puntos y 25 de valoración en 21 minutos. La tarde venía tan entonada que hasta hubo tiempo de ver el segundo partido ACB de Adrián Laso (4 puntos en 4 minutos) y el debut esta temporada de Javi Vega.

Ya en el minuto 34 (88-65) la parroquia fuenlabreña comenzó a celebrar efusivamente el séptimo puesto en liga con una ola que hacían hasta los periodistas (los guardias de seguridad solamente movían la cabeza, pero seguían la onda).

En los instantes finales, mientras Ferran Laviña seguía defendiendo hasta las sombras, los aplausos comenzaron a caer desde los cuatro costados del pabellón para un equipo que ha enterrado por algún tiempo las típicas excusas que se suelen utilizar en el mundillo profesional cuando no se cumplen los objetivos: que si las lesiones, que si las bajas, que si los árbitros, que si la reducción de presupuesto, que si el patrocinador dijo adiós, que si la mala suerte, que si esto, que si aquello… que sí, que este año el Baloncesto Fuenlabrada estará en ‘play-off’ por merecimiento propio y contra viento y marea.

El deporte de vez en cuando descubre estas historias bellas para contar, la de un grupo de hombres que siente pasión por lo que hace, que tiene talento, que emociona, contagia entusiasmo y despierta admiración; y todo desde la naturalidad y sapiencia de su entrenador, un director de orquesta al que le pueden faltan los instrumentos que tienen otros, pero que sabe cómo hacer para que sus músicos suenen como una sinfónica.


Detalles

Kristaps Valters, con 30 de valoración, registró sus mejor números en 97 partidos ACB.

Leo Mainoldi promedió 20 puntos de valoración en los últimos cinco partidos.

Javi Vega es el cuarto los canteranos que ha jugado en esta temporada en el primer equipo (Álvaro Muñoz, Adrián Laso y Bismack Biyombo son los otros tres). El pívot madrileño, que esta temporada estuvo cedido en el Melilla, ya había jugado otros nueve partidos ACB.

El Fuenla cierra la fase regular con 20 triunfos y 14 derrotas (séptimo), igualando su récord de la campaña 2001/02 (en aquel año el club tenía un presupuesto medio). Los de Maldonado sí batieron su marca en casa: 15 victorias y 2 derrotas (ambas por 4 puntos).

El equipo madrileño logró derrotar a la Penya tras diez derrotas seguidas (último éxito, 84-86 en Badalona, en 2005). En el Fernando Martín no la superaba desde 2002 (81-62). En el historial general (26 partidos), el Fuenla ganó 4 y el Joventut 22.

En la temporada regular, el Fuenlabrada anotó su mayor marca de puntos (108) a la Penya, mientras que en la ida había encajado 100, su peor anotación en contra.

Los 108 puntos igualan la segunda mejor anotación del club en 13 temporadas ACB (Bruesa, 2008/09). El tope siguen siendo los 111 al Gran Canaria (111-98, 2002/03).

Entre otros premios a la prodigiosa campaña están el regreso a Europa y medirse al Real Madrid en cuartos de final (serie al mejor de tres, 1-1-1).

El DKV Joventut cerró la temporada con siete derrotas en serie, igualando su peor racha histórica.

El Fuenlabrada se clasifica a su cuarto ‘play-off’ por el título. Hasta ahora nunca pudo ganar un partido (Unicaja, 0-3; Real Madrid, 0-6).

Foto: Maldonado, manteado por sus jugadores (ACB / Fran Martínez)


Ficha técnica

Baloncesto Fuenlabrada 108 (33+29+13+33): Valters (18), Kus (13), Muñoz (6), Barton (13) y Ayón (19), quinteto inicial; Colom (4), Laviña (2), Cortaberría (8), Mainoldi (21), Guardia (-), Laso (4) y Vega (-).

DKV Joventut 81 (19+16+21+ 25): Robinson (17), Pere Tomás (8), Hosley (7), Trías (4) y McDonald (16), quinteto inicial; Joan Tomás, Jelinek (2), Franch (10), Ventura, Flis (8), Todorovic (5) y Llovet (4).

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, Vicente Bultó y Rubén Sánchez Mahedas. Eliminado por cinco faltas personales: Ignacio Llovet (min. 34).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 34 de la Liga ACB, última de la fase regular. Pabellón Fernando Martín (5.700 espectadores, lleno).


Sala de prensa

Pepu Hernández, entrenador del DKV Joventut

Valoración: “No hemos sido ni rival ni enemigo”
“La única historia que hay hoy aquí es que Fuenlabrada ha hecho un gran partido, y una gran temporada, y quiero felicitarles por el trabajo que han hecho. Por lo que respecta al partido no hubo mucha historia, no hemos sido ni rival, ni enemigo, ni nada que se le pareciera, como ya hemos hecho últimamente en otras ocasiones. No está mal acabar una temporada para empezar otra. Fuenlabrada es un equipo con un carácter especial y una muy buena dirección desde el banquillo”.



Salva Maldonado, entrenador del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración: “Coger una ventaja rápida nos ha transmitido confianza”
“Ha sido un partido un poco extraño. En la primera parte hemos estado muy sueltos en ataque, con unos números impresionantes. Coger una ventaja rápida nos ha transmitido confianza, y a ellos les ha hecho dudar de si podrían sacar algo de aquí. Después, en la segunda, parte era muy difícil mantener el nivel de acierto y de ritmo. Y en el último cuarto seguimos trabajando bien. Esta victoria es un justo premio a lo que ha hecho el equipo a lo largo de la temporada. Teníamos un poco de angustia de si seríamos capaces de poder cruzar la meta, pero el equipo ha respondido perfecto”.

Valoración de la temporada regular
“Vamos a seguir en competición esta semana. El equipo ha estado excelente. Ha creído en el trabajo, y los jóvenes que han venido se han integrado excelentemente, buenos chicos y muy buenas personas. Hemos hecho un grupo muy bueno. Las dificultades nos han hecho más fuertes porque no hemos perdido la filosofía. Hemos perdido alguna pieza pero el bloque ha seguido ahí. Uno ahora ve un 20-14 y parece que fue una temporada fácil, plácida, pero sabemos que no ha sido así. Hemos ido sorteando problemas. Hemos congeniado en casa muy bien con la afición. Es una temporada excelente. Sobre un número le pondría un 9, que es un 9 para mejorar nota en el ‘play-off’. El entrenador está contento de ver cómo sus jugadores han dado pasos adelante. Todo el mundo ha mejorado, eso es una gratificación muy importante para el entrenador”.

Ovación del público y manteo de los jugadores
“Bueno, me ha costado más pasta hoy. El otro día (ante el Real Madrid) pagué a un sector de 25 ó 30, y hoy tiré la casa por la ventana, con la mega-prima. Por lo de mantear… bueno, no hemos ganado nada. El día que ganemos algún título entonces no sé qué va a pasar aquí. Me da alegría por el público y por los jugadores, que son los protagonistas, los actores principales de la escena. Es bueno que no solo los técnicos, ‘Sama’ y yo, si no que todo el mundo esté trabajando para que los jugadores hagan su mejor faena posible. Hay muchos chicos que están trabajando en la sombra. Te da alegría ver a la gente entregada como en equipos de pueblo como el nuestro, y que no se enfade el alcalde, de ciudades, me refiero a equipos que no acostumbran a tener muchas alegrías, que tenemos más desgracias, y saborear algo siempre es importante. Y hoy sí que tocaba celebrarlo”.

Enfrentamiento ante Real Madrid
“No estamos para elegir mucho. Me hubiera gustado quedar quinto, pero quedamos séptimos. Es lo que nos toca. Hablar mucho del Madrid ahora no tiene mucho sentido. Hace una semana estuvo jugando una ‘Final Four’, la diferencia en abismal. El sentido común dice que en principio nos van a ganar fácil, pero vamos a luchar. Ahora vamos a oxigenarnos un poco, que disfruten un poquito. En este deporte no hay mucho tiempo para disfrutar. La alegría de jugar contra ellos no nos la va a quitar nadie”.

Final de temporada de Valters, Mainoldi y Ayón
“Han crecido mucho. Nuestra posición de base es clave. Kris ha ido a más en este final de temporada. Colom ha estado bien, con altibajos como es él, pero en su línea de mejora. Tenemos que pedirle más. Los bases son claves en nuestro juego. Pero eso lo sabemos nosotros y lo saben nuestros rivales también. Gustavo y Leo han despuntado muchísimo con la marcha de Batista. Nos costó un poco al principio pero ellos han asumido un rol de más protagonismo. Que no serían nada sin el trabajo de la infantería, como los veteranos Salva o Ferran, y del otro grupo que no son tan protagonistas pero que hacen equipo, que son más calladitos pero sí hacen equipo. Son todos profesionales. Xavi empezó arriba y ahora está un poco más abajo, normal. Todos los equipos tienen una base, y la nuestra son estos jugadores. Ahora también hemos incorporado a Lubos, que ha sido definitivo. Perdimos a un jugador extranjero pero hemos fichado a un checo. Hemos ido poniendo parches, con todo el mundo sumando. A ver si podemos recuperarnos físicamente para el fin de semana”.


No hay comentarios: