13 abr. 2011

Jaume Ponsarnau: “Ferran Laviña me enseñó lo que significa ser un profesional en el baloncesto”

Previa: Fuenlabrada - Manresa. El técnico ilerdense, que ganó los siete partidos en que se enfrentó al equipo madrileño, analizó en Globo FM el choque del próximo domingo. “Ferran fue para mí una fuente de aprendizaje”, señaló sobre el tiempo que coincidió con Laviña en el conjunto catalán.

Ponsarnau, invicto ante el Fuenla (Foto: El Iceberg)

Artículo publicado en El Iceberg

Escucha la entrevista


Jaume Ponsarnau Goenaga (Tàrrega, Lleida, 1971) cumple su quinta temporada como primer entrenador del Bàsquet Manresa. Desde que logró el último ascenso a la ACB en 2007, el equipo barcelonés derrotó en los siete encuentros al Fuenlabrada (cuatro en Nou Congost y tres en el Fernando Martín). Ponsarnau realizó una lectura previa del partido del próximo domingo en el programa ‘La Pachanga’ de Globo FM.

El club de la capital de la comarca del Bages, fundado hace 80 años, representa como pocos en la ACB la tradición por la humildad y el trabajo bien hecho. Campeón de la ACB en 1998 (con Luis Casimiro) y de la Copa del Rey en 1996 (con Salva Maldonado), en los últimos años el Assignia Manresa se ha mantenido dignamente en la máxima categoría, guardando numerosas similitudes con el Fuenlabrada, como la óptima gestión de los recursos como medio de subsistencia.



Frases

Siete victorias seguidas del Manresa ante Fuenlabrada: “Es una estadística que ahora va en contra, porque si tantas veces ha pasado esto, ya toca que no pase y nos vaya mal. El domingo que viene no hay estadística que valga. Hay un equipo como el Fuenlabrada, con una inspiración máxima, y otro, como nosotros, con una necesidad máxima, que es la de ganar para seguir en esta liga”

Similitudes entre ambos clubes: “Representamos a ciudades pequeñas y subsistimos gastando lo mínimo posible, porque no tenemos más. También somos dos clubes que hacemos apuestas de jugadores para que ayuden deportivamente y para que luego generen recursos económicos por su venta. Además, ambos tenemos nuestros puntos más competitivos en casa, donde conseguimos nuestro mejor espíritu”

Claves del choque: “El Fuenlabrada se ha tenido que volver a reinventar con la baja de Biyombo, y ahora tiene que encontrar otra manera de ser, seguramente muy marcada por la recuperación de Barton. Tenemos que incomodarles con nuestro juego, tenemos que defender su tiro exterior, que es letal, y también su equilibrio. A pesar de que es un equipo que tira poco cerca de canasta, falla muy poco desde esa posición. Además de todas las cosas claves en los partidos, como el rebote, las pérdidas y las recuperaciones. Sabemos que el domingo vamos a enfrentarnos a un equipo que está jugando muy bien, muy inspirado y que está respondiendo a sus adversidades de una forma impresionante”

Ausencia de Biyombo: “Su baja obliga al Fuenlabrada a cambiar un poco el dibujo. Ellos tenían esta asimetría de su juego interior, con lo que podían jugar con muchos dibujos, muy físicos o muy polivalentes. Ahora tienen menos jugadores físicos y esa polivalencia a lo mejor no es tanta. Tendrán que jugar con mayor agresividad”

Coincidió con Ferran Laviña en Manresa: “Cuando llegué aquí era mi primera experiencia profesional. Estaba de tercer entrenador, además de llevar el júnior. Ferran estaba en el primer equipo y fue una referencia para mí, de cómo un jugador tiene que ser profesional, de cómo se tiene que implicar uno con su trabajo, con el equipo y con el club, y de cómo se tiene que responder a todas las adversidades. Ferran fue una fuente de aprendizaje de cómo ser un profesional en el baloncesto”

Dificultad de retener a Rodrigo San Miguel: “Para nuestra esencia es normal y bueno que no lo podamos retener, porque será entonces que él ha hecho una buena temporada, y el equipo también. Debemos aprovecharnos también para darle vida a nuestras arcas. Rodrigo es un jugador con gran potencial físico, y con un potencial humano aún más importante. Para mí ha sido, es y, ya veremos por cuanto tiempo, será un placer entrenar a un jugador como él”

Propuesta a la ACB de reducir el presupuesto mínimo exigible por club (actualmente en 3.5 millones de euros): “No hacerlo sería como cegarnos, ponernos una venda en los ojos y renunciar a ver una realidad, y es que en estos momentos hay menos ingresos, menos recursos para publicidad y llega mucho menos dinero a nivel público. Desde nuestra realidad, es una necesidad absolutamente imperiosa bajar los presupuestos”



Entrevista

¿Cómo afrontan este tramo final de liga?

Nosotros aún estamos con un objetivo importante por conseguir, que es seguir en esta liga la temporada que viene. Ahora estamos con todo el mundo más o menos recuperado, algo que no es habitual porque en casi todos los partidos hemos tenido ausencias con lesiones. Estamos trabajando bien. Sabemos que el domingo vamos a enfrentarnos a un equipo que está jugando muy bien, muy inspirado y que está respondiendo a sus adversidades de una forma impresionante. Esperamos un partido muy difícil y muy duro.

Quedan cinco jornadas y le llevan tres victorias al descenso. Están a un paso de sellar la permanencia pero Granada y Menorca ya han demostrado que no van a tirar la toalla…

No, no la tiran, como es lógico. Es que el premio es muy grande, el seguir en esta liga. Lo sabemos nosotros y lo sabe el Fuenlabrada más que nadie. Todos los clubes implicados vamos a luchar hasta el final.

Arrancaron la temporada con un 0-6. Tal vez en otro club lo habitual hubiera sido cambiar de entrenador, pero en Manresa han tenido el temple para seguir confiando en el mismo proyecto. ¿Qué balance realizas de la temporada?

La verdad es que desde el club siempre hubo conciencia de que la realidad de nuestro inicio tenía sus explicaciones. Tuvimos muchos accidentes. A una semana de comenzar la liga tuvimos dos lesiones importantes. Respondimos con serenidad, con calma, y eso propició que siguieran confiando en mí. Creo que fue una buena decisión, porque desde la confianza es como este club ha funcionado en las últimas temporadas. Responderé a esa confianza terminando esta temporada de la mejor manera posible.

¿Por qué el Manresa, desde hace cuatro años, siempre le gana al Fuenlabrada?

Es una estadística que ahora va en contra, porque si tantas veces ha pasado esto, ya toca que no pase y nos vaya mal. Me resisto a utilizar esta estadística (risas). Han sido circunstancias, momentos. Eran siempre partidos importantes para nosotros contra el Fuenlabrada, donde siempre nos han salido bien las cosas, donde hemos encontrado una manera adecuada de competir en los partidos. Así se consiguieron las victorias. Ahora, el domingo que viene, no hay estadística que valga. Hay un equipo, como el Fuenlabrada, con una inspiración máxima, y otro, como nosotros, con una necesidad máxima, que es la de ganar para seguir en esta liga.

¿Ves muchas similitudes entre ambos clubes?

Sí. Somos dos clubes que representamos a ciudades pequeñas, dos clubes que subsistimos gestionando a partir de gastar lo mínimo posible, porque no tenemos más. También somos dos clubes que hacemos apuestas de jugadores, para que fragüen y ayuden a que no solo salgan las cosas bien deportivamente, si no que también generen recursos económicos por venta de jugadores. Hay muchas similitudes. También ambos clubes tenemos nuestros puntos más competitivos en casa, porque nuestras pistas nos arropan mucho. Allí en donde conseguimos nuestro mejor espíritu. Y eso se nos nota.

¿Cuáles consideras que serán las claves del encuentro?

Un poquito más que nunca, las sensaciones. El Fuenlabrada se ha tenido que volver a reinventar con la baja de Biyombo. Ahora tiene que encontrar otra manera de ser, la cual seguramente estará muy marcada por la recuperación de Barton. Esas sensaciones que experimenta el Fuenlabrada son importantes, y para nosotros será clave que no las encuentren. Tenemos que incomodarles con nuestro juego, tenemos que defender su tiro exterior, que es letal, y también su equilibrio. A pesar de que es un equipo que tira poco cerca de canasta, falla muy poco desde esa posición. Eso le da un equilibrio que lo hace complejo. Además de todas las cosas claves en los partidos, como el rebote, las pérdidas y las recuperaciones, que marcarán quien se haga con el ritmo.

¿Crees que la ausencia de Biyombo representa una ventaja para ustedes?

La baja de Biyombo obliga al Fuenlabrada a cambiar un poco el dibujo. Ellos tenían esta asimetría de su juego interior, con lo que podían jugar con muchos dibujos, muy físicos o muy polivalentes. Y Biyombo, como Ayón, les daba este plus. Ahora esta polivalencia a lo mejor no es tanta. Tienen menos jugadores físicos, y por tanto tienen que jugar con más simetría y con mayor agresividad incluso que desde fuera-dentro. Tanto Mainoldi como Barton, que les pueden dar este juego de fuera hacia dentro, algo que es muy difícil de defender, y más contra un equipo como Fuenlabrada que abre tanto el campo.

Llegaste a coincidir allí en la última etapa de Ferran Laviña. ¿Qué recuerdas de aquel jugador símbolo del Manresa y cómo valoras su trayectoria posterior?

Fue significante cómo influyó Ferran en mí. Yo llegué aquí, era mi primera experiencia profesional. Estaba de tercer entrenador, además de llevar el júnior. Ferran estaba en el primer equipo y fue una referencia para mí, de cómo un jugador tiene que ser profesional, de cómo un jugador se tiene que implicar con su trabajo, con el equipo y con el club, y de cómo un jugador tiene que responder a todas las adversidades. Fue una fuente de aprendizaje de cómo ser un profesional. Luego se va al Joventut, a un equipo con un rol un poco diferente, con muchas dudas de todo el mundo de si sería capaz de adaptarse. Y evidentemente sí lo hizo, y fue un jugador importante en ese club como para darle puntos de solidez, de consistencia, a un equipo plagado de talento pero que necesitaba virtudes de saber estar, de saber entender el juego. Ferran allí ayudó muchísimo. Y el año pasado fue un año difícil para Ferran en Fuenlabrada. Las lesiones, la falta de continuidad, quizás la poca química en el grupo. Para que Ferran pueda ayudar tiene que haber una buena química, y este año se ve que sí la hay, que la esencia es muy buena, que el equipo tiene implicación y muy buena mentalidad. Ferran, encontrándose cómodo, seguro que ha ayudado muchísimo, y él ha ido pudiendo enseñar su juego, que es mucho.

En la ida (66-54), Rodrigo San Miguel manejó el tempo del partido (27 de valoración). Observando su continua progresión año tras año, ¿es imposible que el Manresa pueda retenerlo otra temporada?

Seguramente, pero para nuestra esencia es normal y bueno que no lo podamos retener, porque si no lo podemos retener es que él ha hecho una buena temporada, y el equipo también. Como club hemos podido ayudar a Rodrigo a crecer, y esperamos también aprovecharnos para darle vida a nuestras arcas. Rodrigo es un jugador con gran potencial físico, y con un potencial humano aún más importante. Además de todo lo bueno que tiene, es todo lo que él todavía puede llegar a aprender, y es porque tiene mentalidad para crecer como jugador. Esto se ha visto en todos estos años. Es un jugador sereno, además de ser un jugador que quiere ser base, y eso es muy importante. Quiere ser base con todas sus consecuencias, a nivel de entender el juego, de cómo aportar y sumar al equipo en cada momento. Para mí ha sido, es y, ya veremos por cuanto tiempo, será un placer entrenar a un jugador como él.

Cierran la jornada conociendo de antemano los otros resultados. ¿Puede favorecerles esto a estas alturas de la temporada?

Nos puede llegar a favorecer o a perjudicar. Está claro que los nervios y la presión, por la experiencia que tenemos, tampoco los llevamos del todo bien. Pero tenemos que aprender a hacerlo. En esta jornada se dan las circunstancias que sepamos los resultados de los demás. Tendremos que llevarlo de la mejor manera posible, hayan perdido o ganado los que nos interesan. Al final lo trascendente es focalizarte en lo que tienes que hacer, en ser competitivo, y en este caso en ser competitivo contra el Fuenlabrada.

La ACB acaba de publicar los cinco candidatos a jugador revelación de esta temporada (Jelinek, Satoransky, Mirotic, Rabaseda y Ayón). En la encuesta también participan los entrenadores. ¿Se puede saber tu voto o es secreto?

Aún tengo que valorar la lista. Siempre intento hacer participar a mis compañeros del ‘staff’. Vamos a hacer democracia. Entre los cinco hay mucha calidad, y hay dos jugadores de Fuenlabrada. Ese es un gran premio para ese club, porque año tras año sacan jugadores que salen a la palestra. Rabaseda y Ayón están haciendo una gran temporada. Seguro que ambos serán dos de los favoritos de nuestro ‘staff’.

En su momento el presidente del Fuenlabrada, José Quintana, comentó que se adhería a la propuesta del Manresa de reducir el presupuesto mínimo de 3.6 millones de euros exigido por la ACB. ¿Crees que es realista disminuir ese mínimo en el contexto actual?

Es que no hacerlo sería como cegarnos, ponernos una venda en los ojos y renunciar a ver una realidad, y es que en estos momentos, lo que hay para deporte profesional es menos. Hay menos ingresos y menos recursos para publicidad. Incluso a nivel público, llega mucho menos dinero. Y eso se tiene que notar en los presupuestos, y por tanto se tienen que bajar. Nosotros, desde nuestra realidad, es una necesidad absolutamente imperiosa.


Personal

¿Cómo has empezado en esto de ser entrenador?

Empecé con chavalines, como casi todo el mundo. Y hubo un momento en el club, el Tàrrega, en que el equipo más importante era el senior femenino. Nadie quería coger a ese equipo. Lo cogí y las cosas fueron muy bien. La verdad es que hicimos un grupo muy competitivo, tuvimos muchos éxitos deportivos, poniendo el nombre de ese club en el panorama español. Me enorgullece. Aparte fue una enorme plataforma para mí formación como entrenador.

Uno siempre que escucha Tárrega piensa en Joan Capdevila, un campeón del mundo…

Sí, está Capdevila y alguno más (risas).

¿En cuanto al fútbol eres del Barcelona?

Sí, aquí casi casi se tiene que ser del Barça.

¿Cómo te preparas para estos cuatro duelos?

Va a estar bien. Ya no solo como aficionado, si no como fenómeno, como acontecimiento, va a ser interesante ver cómo se llevan las inercias, cómo las mentes actúan de un partido a otro o cómo cambia el juego. El fútbol es un juego donde quizás hay muchos menos elementos tácticos donde se pueda incidir, pero es deporte, y como tal, la mentalidad será muy importante. Será todo muy interesante.



Enlaces
Rodrigo San Miguel: “Ponsarnau me ha dado el mando del equipo” (09/12/2010)

No hay comentarios: