31 mar. 2011

Urko Otegui: “Salva Guardia es un ‘perro viejo’, sabe sacarte de tus casillas”

Previa: Fuenlabrada – Menorca Bàsquet. El capitán del Menorca analizó en Globo FM el partido del próximo domingo en el Fernando Martín. Amigo del también donostiarra Cortaberría, confía en que puedan cortar su racha de diez derrotas seguidas: “Vamos a luchar hasta el final”, dijo el interior vasco.


Foto: ACB Photo

Artículo publicado en El Iceberg



Urko Otegui Esnaola (San Sebastián, 1981) cumple su sexta temporada en Menorca (2002/05 y 2008/2011). El capitán del conjunto mahonés valoró en el programa ‘La Pachanga’ de Globo FM el choque del próximo domingo ante Fuenlabrada. Amigo de su paisano Jon Cortaberría, el ala-pívot (2.03 m.) debutó en la ACB con el Valladolid en 2001. Sin embargo, Otegui forjó casi toda su carrera en LEB (Palencia, Cantabria y León). El interior donostiarra estuvo presente en los dos ascensos del Menorca a la ACB, además de haber subido también con el León. En la ACB suma 85 partidos, promediando esta temporada 2.6 puntos y 2.1 de valoración en 10 minutos.

Por otra parte, el equipo de Paco Olmos, colista con cinco triunfos, arrastra diez derrotas consecutivas y no ha ganado en sus cuatro visitas anteriores al Fernando Martín.


Frases

Situación tras perder ante Caja Laboral: “Sufrimos una derrota agónica. Nuestra situación no es buena, estamos últimos. Vamos a luchar hasta el final para conseguir el objetivo de la salvación. No podemos bajar los brazos. Si ganamos un partido y perdiera Alicante, les pondríamos en un aprieto. Como dicen mis compañeros, si hay que morir, se muere de pie”

Claves del partido: “Fuenlabrada está en un momento dulce. Tiene un gran tiro exterior, y por dentro Ayón y Biyombo están haciendo una labor impresionante. Mainoldi ya está asentado en esta liga como un gran tirador, y Salva, que ya lo ha demostrado todo en la ACB, es un tío veterano que sabe sacarte de tus casillas”

Comparación con Salva Guardia: “Él ha demostrado más cosas que yo, pero sí que somos algo parecidos, jugadores de equipo, que sentimos mucho lo que hacemos porque nos ha costado mucho trabajo llegar adonde estamos. En mi caso, al no tener el talento de otros jugadores, tengo que suplirlo con trabajo, con garra y con lucha. Además Salva, que es un ‘perro viejo’, tiene mucha mejor mano que yo”

Menorca Básquet: “El club cada día va dando pasos hacia delante. Yo llegué a la isla hace diez años, y era un club modesto que estaba en la LEB, con poco presupuesto, poca infraestructura y poca masa social. Pero con aquel ascenso [2005] conseguimos que la isla se juntara. El haber ascendido fue bueno para el baloncesto de Menorca y para la promoción de la isla en la península”

Otegui, Cortaberría y Samaniego, tres donostiarras en un mismo partido ACB: “La verdad que no es normal. Jon es amigo mío y estoy muy contento por como le va en Fuenlabrada; y Samaniego es un gran entrenador, hace un gran dueto con Salva Maldonado”

Jon Cortaberría: “En Unicaja no tuvo suerte. Tuvo que esforzarse y trabajar duro en la LEB, ahora está demostrando su valía. Tiene todo para triunfar, calidad, talento y físico. Está aprovechando al máximo la oportunidad en Fuenlabrada”

Posibilidad de jugar en el Gipuzkoa Basket: “Hace unos cinco años a Cortaberría, a Urreizti y a mí nos propusieron unirnos al Bruesa con la idea de hacer el equipo más guipuzcoano, pero no se cuajó ninguno de los fichajes. Con la excusa de que eres de aquí, de que tienes a tu familia y a tus amigos, creen que va a ser más fácil ficharte. En mi caso, en Menorca estaba a gusto, tanto en lo personal como en lo económico. Decidí no volver a Guipúzcoa y no me ha ido mal. A todo el mundo le gustaría jugar en su casa, pero ya llevo seis años en Menorca, tengo aquí mi familia, mi vida, por lo que va a ser difícil que vuelva a San Sebastián”


Entrevista

¿Cómo están después de la agónica caída con el Caja Laboral?

Sufrimos una derrota agónica, el día no fue bueno pero anteayer ya empezamos a preparar el partido ante Fuenlabrada. Hablamos entre nosotros, los ánimos están mejor y estamos con ganas de trabajar duro esta semana para llegar lo mejor posible al partido.

Me imagino que el post-partido debe ser lo más duro, y tal vez ya con el correr de los días los ánimos van mejorando…

Nuestra situación no es buena, estamos últimos en la clasificación. Esa posible victoria nos habría abierto un poco de luz de cara a los próximos partidos. Quedan menos jornadas, estamos en la misma posición y sí, el post-partido es lo más duro. Está claro que Teletovic suele asumir la responsabilidad en esas acciones. A veces gana el partido y otras le pierde, pero en ese cara o cruz le salió cara. Contra el Barcelona estuvimos arriba en el marcador durante 32 minutos, contra el Caja Laboral lo perdimos en el último segundo, y ante Unicaja en casa también tuvimos el último balón para ganar pero no la metimos. Eso nos ha hecho estar donde estamos. No pedimos esas tres victorias, pero con un poquito de suerte, sacando una, estaríamos a un partido de la salvación y las cosas de diferente modo.

Ayer Salva Maldonado comentó que le daba infinitamente más miedo el partido de Menorca que el de Caja Laboral. ¿Qué te parecen sus palabras?

En cierto modo ellos están haciendo una temporada impresionante, y ese mensaje creo que va más para los jugadores de él, en el sentido de que jugar contra un Barcelona o Caja Laboral siempre puede haber una motivación extra, y por ahí sus jugadores puedan pensar que el Menorca, estando donde está, a priori puede ser más fácil. Creo que lo dice porque no querrá ningún tipo de relajación en sus jugadores.

¿Cuáles crees que serán las claves del partido?

Ellos están en un momento dulce. Tienen un gran tiro exterior, y por dentro Ayón y Biyombo están haciendo una labor impresionante, que hace que el equipo no note la baja de Batista. Nosotros tenemos que salir fuertes, esperando que ellos no estén acertados en el tiro exterior e intentado que Ayón y Biyombo no nos hagan daño.

En tu posición de ala-pívot te tocará emparejarte con gente como Leo Mainoldi o Salva Guardia. ¿Qué opinas de ellos?

Creo que Mainoldi ya está asentado en esta liga como un gran tirador. Lanza de tres con una impresionante facilidad. Y luego Salva, que ya lo ha demostrado todo en la ACB, un tío veterano que sabe sacarte de tus casillas. Ambos son buenos jugadores y están cumpliendo muy bien, ayudando en un equipo que está haciendo una campaña espectacular.

Por tu estilo de juego, ¿sientes que eres una especie de ‘Salva Guardia del Menorca’?

Salva ha demostrado más cosas que yo, pero sí que por ahí somos algo parecidos, jugadores de equipo, que sentimos mucho lo que hacemos porque sobre todo nos ha costado mucho trabajo llegar adonde estamos. En mi caso, al no tener el talento de otros jugadores, tengo que suplirlo con trabajo, con garra y con lucha. Cada jugador tiene sus virtudes y sus defectos.

Solo te faltaría que empieces a tirar triples…

Sí, pero Salva tiene mucha mejor mano que yo. Es un jugador peligroso, importante para su equipo; un veterano, ‘perro viejo’ como se dice, que en cualquier momento te saca del partido.

Cumples tu sexta temporada en el club en dos etapas. Con dos ascensos a la ACB, has vivido la evolución del club en la última década. ¿Cómo ves la situación actual del Menorca?

El club cada día va dando pasos hacia delante. Yo llegué a la isla hace diez años, y era un club modesto que estaba en la LEB, con poco presupuesto, poca infraestructura y poca masa social. Pero con aquel ascenso que conseguimos [2005] la isla se juntó para ello, con todo lo que conlleva la ACB, incluido un pabellón Nuevo. Aquí no hay variedad de deportes. El fútbol está en Segunda B y hay un equipo de voleibol femenino en Primera División. Aquello hizo que la isla se juntara. Estuvimos cuatro años en la ACB [2005/09], donde el club cada año ha ido mejorando. Lástima que sufrimos un descenso que supimos solventar el año pasado con otro ascenso. La gente de aquí está involucrada con el equipo. El haber ascendido aquel año fue bueno para el baloncesto de Menorca y para la promoción de la isla en la península.

¿Cómo estás viendo personalmente tú temporada?

Ahora estoy jugando más minutos, aunque la verdad al principio de la temporada no gozaba de muchos. Pero yo soy un jugador de equipo, miro más por el colectivo que lo individual. Siempre he intentado aportar lo mejor para el beneficio del equipo. Espero acabar bien la temporada y sumando para lograr una ansiada victoria, que si puede ser este domingo mejor, lo que nos permitiría ver un poco de luz. Vamos a luchar hasta el final para conseguir el objetivo de la salvación, que parece que está tan lejos pero que con una victoria lo veríamos mucho más cerca.

El mismo domingo, cuando acabó el partido ante Baskonia, las primeras reacciones de la prensa menorquina eran que esa derrota significaba el golpe definitivo para el descenso. Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo, el discurso de tus compañeros vuelve a encender un halo de esperanza…

Sí, está claro que no podemos bajar los brazos. Matemáticamente no estamos descendidos, por lo tanto tenemos que agarrarnos a eso. Sabemos que a lo largo de los años de la ACB han pasado cosas inesperadas. Hace tres años, el Bruesa estuvo a un partido de entrar en la Copa del Rey y acabó descendiendo. Valladolid el año pasado también estuvo a punto de entrar en Copa y se salvó sufriendo jugándosela en la última jornada. Hasta el final hay que luchar. Las matemáticas no dicen que estemos descendidos. Si ganamos un partido y perdiera Alicante, les pondríamos en un aprieto. Como dicen mis compañeros, “si hay que morir, se muere de pie”.

El domingo te cruzarás con Jon Cortaberría y José Angel Samaniego, tres donostiarras en la ACB…

Sí, la verdad que no es normal ver a tres donostiarras en un mismo partido. Además, Jon es amigo mío. Estoy muy contento por como le va en Fuenlabrada. Y Samaniego es un gran entrenador, hace un gran dueto con Salva Maldonado. Ya en el Gran Canaria demostraron el gran tándem que componen.

Lander Lasa es el tercer jugador guipuzcoano de la ACB actual, ¿no? [también está el árbitro Rubén Sánchez Mohedas]

Sí, es el tercer jugador donostiarra que ahora está en la ACB.

Ya que eres amigo de Jon, ¿qué tal lleva él lo de ser accionista de una multinacional china de indumentaria deportiva?

Bueno, todo le va de familia. Es cuñado de Berni [Rodríguez], que usa esa marca. Está bien que gente joven como nosotros entremos en cosas así porque todo el mundo tiene que saber que el baloncesto algún día se acaba y tenemos que ir creándonos nuestro futuro. Creo que a Jon le va bien y espero que le vaya mejor. Acaba de empezar y esperemos que esa multinacional termine asentándose aquí en España, y que entonces se acuerde de los amigos y haga regalos.

Comparando tu carrera con la Cortaberría, tienen en común que después de trabajar muchos años en silencio les llegó la oportunidad de ser plenamente un jugador ACB ya de grandes…

Sí, Cortaberría salió de aquel Siglo XXI en que todos los jugadores salían con buen cartel, muy bien formados. Después fichó por Unicaja y no tuvo esa suerte que sí han podido tener otros jugadores. Jon tuvo que esforzarse y trabajar duro en la LEB. Demostró su valía porque tiene todo para triunfar, calidad, talento y físico. Luego de hacer un buen trabajo en LEB le llegó la oportunidad de Fuenlabrada, y la verdad es que la está aprovechando al máximo, demostrando que puede ser un alero bueno en esta liga y que puede jugar en cualquier equipo.

¿Nunca se ha dado la posibilidad de jugar en el Gipuzkoa Basket, hoy llamado Lagun Aro?

Si no recuerdo mal, hace unos cinco años a Jon Cortaberría, a Iker Urreizti, otro donostiarra que llevaba mucho tiempo jugando, y a mí, nos propusieron unirnos al Bruesa con la idea de hacer el equipo más guipuzcoano, pero no se cuajó ninguno de los fichajes. Ir a casa siempre tiene unas cosas positivas y otras negativas. Al fichar se valora menos el hecho de que seas de casa. Con la excusa de que eres de aquí, de que tienes a tu familia y a tus amigos, creen que va a ser más fácil ficharte. En mi caso, en Menorca estaba a gusto, y el equipo confiaba más en mí, tanto en lo personal como en lo económico. Por eso decidí no volver a Guipúzcoa, y no me ha ido mal y la verdad es que no me arrepiento.

¿Te gustaría antes de retirarte jugar allí?

Sí, está claro que a todo el mundo le gustaría jugar en su casa, delante de su familia y de sus amigos. Pero ya llevo seis años en Menorca, diez desde que llegué a la isla, tengo aquí mi familia, mi vida, por lo que va a ser difícil que vuelva a San Sebastián.

¿Cómo es el Astakuak de San Sebastián, club donde te formaste? [por ejemplo, Nate Davis jugó allí a finales de los 70]

Era un club que también compitió en la ACB, que antiguamente se llamaba Primera División. Luego estuvo años en la LEB. Pero en San Sebastián, hasta hace seis o siete años, el baloncesto no era un deporte mayoritario y la afición se había perdido un poco. Hasta que llegó Miguel Santos y creó un club, el Gipuzkoa Basket. El Astakuak se quedó en otra parte. Ahora están compitiendo en Primera División Senior, incluso han estado a punto de ascender a Liga EBA. Siguen creando jugadores con una escuela de niños, pero es muy difícil que en San Sebastián se dé oportunidades a los jóvenes.

No hay comentarios: