19 mar. 2011

Historias de White Hart Lane (I):
Viaje a Yiddos’ land

El sorteo de cuartos de la Champions ha deparado el choque entre Real Madrid y Tottenham Hotspur. En octubre de 2007 el Getafe también visitaba White Hart Lane. Aquella vez, el periódico El Iceberg publicó tres artículos sobre el equipo londinense. Aquí reproducimos el primero de ellos.

Artículo publicado en El Iceberg (23/10/2007)


Viaje a Yiddos’ land

Este jueves el Getafe visita Londres, la ciudad donde se plasmó el primer reglamento del fútbol. Fue en la Freemason’s Tavern, el 26 de octubre de 1863. Un día antes de que se cumplan 144 años de aquel día, la Armada Azulona debutará oficialmente en la cuna del deporte rey, y lo hará ante el Tottenham Hotspur, tradicional club que está celebrando sus ¡125 años! de existencia. Sí, allí hasta cada mata de césped tiene su propia historia.

Actualmente, los lilywhites buscan recuperar su lugar entre los grandes del Reino Unido. Por ejemplo, fue el equipo londinense de mayor convocatoria entre los 50 y los 60, hecho reconocido por el novelista Nick Hornby, acérrimo supporter del Arsenal, quien en su imperdible Fiebre en las gradas (Fever Pitch) desgranó la encarnizada rivalidad en el norte de la capital británica, de allí lo del North London derby. A su vez, el autor de Alta Fidelidad destaca que hasta principios de los ochenta, los Spurs desplegaban un fútbol más preciosista que los gunners, quienes se habían ganado por derecho propio ser “el equipo más aburrido de la historia universal”.

Sin embargo, en las últimas dos décadas, los tiempos han cambiado, y no sólo en cuanto al juego, sino también con los apodos. Entre los Spurs, se ha popularizado el mote de Yiddos. Esto tiene su origen en el acortamiento de la palabra Yiddish, derivado de Jewish, 'judío' en inglés. Todo proviene de la gran colectividad de judíos ortodoxos que antiguamente vivían en esa zona del norte de Londres. A mediados de los 80, los hooligangs rivales comenzaron a corearles ‘Yiddos, Yiddos’ para agraviarles; y la parcialidad del 'Tótnam' (tal cual lo pronuncian sus aficionados) transformó el insulto antisemita como grito de guerra propio,a tal punto que se autodenominó Yid Army (ejército Yid).

Es curioso, porque lo que empezó siendo una ofensa ajena terminó siendo un apodo aceptado con orgullo. La realidad es que la mayoría de los simpatizantes Spurs profesan otra religión, pero se sabe que en el fútbol un detalle folklórico se transforma en una verdad absoluta. Lo mismo ocurre con Atlanta en Buenos Aires o con el Ajax, de Amsterdam, clubes asociados por el entorno con la Estrella de David. Allí va el Getafe a jugar un partido, lugar donde el fútbol sí es religión.

Aficionados en White Hart Lane en el encuentro de Copa entre el Tottenham y el Everton, el 22 de febrero de 1937 (Foto: Ward / Fox Photos / Getty Images)

No hay comentarios: