13 mar. 2011

El Cementerio de los Elefantes


Fuenlabrada 84 – Caja Laboral 68 (jorn. 25). El Baskonia, como el Barcelona hace una semana, hinca la rodilla en un Fernando Martín al borde del delirio. Exhibición local con un tercer cuarto sublime (34-7). Salva Maldonado: “El vestuario quiere más. No tenemos miedo a perder”.

Artículo publicado en El Iceberg

Escucha los sonidos del partido

Crónica

Fuenlabrada sigue de carnaval. Seis días después de doblegar al Barcelona (el campeón de Europa vio cortada su racha de 21 triunfos sucesivos), el Fernando Martín pidió nuevamente a sus jugadores que regresaran a la pista para volver a ovacionarles. Antes de la ducha, la plantilla naranja recibió otro baño de masas tras humillar al Caja Laboral, el vigente campeón ACB y cuartofinalista de Euroliga. Segundo ‘paquidermo’ que cae en el pabellón fuenlabreño en una semana perfecta para los de Salva Maldonado. Esta vez no hubo explosión final de júbilo -la holgura en el marcador final no la ameritaba-, pero ello no impidió que la afición gozara como en las jornadas históricas. El Fuenla atraviesa su mejor momento de la temporada y el Fernando Martín está disfrutando de sus mayores alegrías en muchísimo tiempo.

El encuentro arrancó franco para el conjunto gasteiztarra con un 0-7 de inicio. Gustavo Ayón cortó la sequía pero el quinteto preferido de Dusko Ivanovic (Huertas, Oleson, San Emeterio, Teletovic y Barac) prevalecía en los primeros compases (12-23, minuto 9). Un triple de Leo Mainoldi abría el perímetro para el Fuenla, pero cada canasta local era contestada con un triple visitante. De hecho, Teletovic metió tres seguidos en el primer cuarto (el ala-pívot bosnio finalizaría con un 4/10 desde el 6.75).

Una cesta de Esteban Batista (ovacionado en la presentación) ponía la máxima renta baskonista: 19-30 (min. 13). Sin embargo, tras la canasta del montevideano comenzaría una fabulosa reacción naranja liderada por el acierto anotador de Xavi Rabaseda (14 puntos al final, su mejor marca desde la jornada 9). Basándose en una gran defensa (dos taponazos de Bismack ‘Tapombo’ incluidos), el cuadro madrileño fue limando punto a punto los 11 de desventaja, llegándose al descanso con un 37-38.

El tercer cuarto comenzaba con dos triples casi seguidos de Salva Guardia y un parcial demoledor: 12-0 y 49-38 en el tanteador. Dusko Ivanovic pedía un tiempo muerto mientras los aficionados se frotaban los ojos y se pellizcaban los unos a los otros. Tras el ‘time-out’ baskonista llegaría otra metralla local compuesta por mates de Ayón y Rabaseda, más un triplazo de Mainoldi (56-40). El acierto del argentino fue respondido por Pau Ribas desde el perímetro, lo cual pareció enfurecer a Ferran Laviña, que embocó otro triple y un 5-0 personal.

El Caja Laboral se precipitaba buscando canastas rápidas y el Fuenlabrada parecía poseído por los dioses del baloncesto, con cestas de todos los registros, incluidas dos acciones de Mainoldi más un triple de Colom. La canasta del andorrano cerró el cuarto con la máxima renta local (71-45, 26 puntos) y un parcial de ¡52-15! en 17 minutos (de 19-30 a 71-45). La imagen pétrea de Dusko Ivanovic contrastaba con la algarabía local. El último cuarto mostró a un Baskonia maquillando un marcador sonrojante para su rica historia.

La reinvención del equipo de Salva Maldonado ya no sólo se refleja en el juego o en la reacción ante las adversidades, si no en otros pequeños detalles como cuando los propios jugadores decidieron sorprender al ser reclamados por la hinchada para volver a la pista tras el final. Los 'obreros' del Fuenla reaparecieron por una esquina en lugar de hacerlo por el habitual túnel de vestuarios. El detalle, intrascendente desde lo deportivo, fue vitoriado por su parcialidad.

“Si una cosa tiene este equipo es que todos sus integrantes se sienten importantes, y entre todos nos hacemos sentir importantes los unos a los otros”, comentaba Ferran Laviña entre semana. Ante el Baskonia esto pudo reflejarse en la pista, un grupo que está sabiendo encontrar instantes de inspiración de cada integrante durante un partido, recordando a esos bailes con los amigos en los que se hace una ronda para que de a uno vayan pasando al medio a hacer alguna monería, mientras se es aplaudido por el resto.

Frente al Caja Laboral esas monerías pueden traducirse como las oportunas aportaciones de los capitanes, Guardia y Laviña, la labor defensiva de Biyombo, el temple de Kus, el acierto de Mainoldi, la electricidad de Valters, el poderío de Ayón, la majestuosidad de Rabaseda, la silenciosa pero siempre necesaria ayuda de Cortaberría o la conducción de Colom. Todos aportando lo suyo, todos disfrutando de jugar en un equipo que crece jornada a jornada y cuyo techo aún está por descubrirse.


Detalles

Gustavo Ayón sigue descollando con sus cifras (22 de valoración). El pívot mexicano promedia 14.7 de valoración esta temporada, el séptimo jugador más valorado de la ACB.

Leo Mainoldi disputó 30 minutos, su tope ACB (14 puntos, 5 rebotes y 17 de valoración). El santafesino continúa con su progresión y regularidad, promediando en los últimos seis encuentros 15.3 de valoración.

Bismack Biyombo sumó dos tapones más y acumula 21 en diez juegos, la media más alta de la ACB (2.1). El joven congoleño, cada vez más influyente en el juego colectivo, sigue haciendo gala de su conectividad con el público.

Esteban Batista tuvo un 'regreso' para el olvido, -1 de valoración y tercer partido seguido muy lejos de su nivel. Brad Oleson también fue aplaudido por la afición local.

El Caja Laboral se presentaba en el Fernando Martín como el mejor equipo ACB en puntos (78.8), porcentajes de tiros de dos (56%) y de tres (38%). Ante el Fuenlabrada sólo pudo mantener el de triples (39%).

El Fuenlabrada logró su séptima victoria en trece partidos de local ante el Baskonia. En el historial general, 18-8 para el cuadro vasco.

El conjunto naranja sigue haciendo su mejor campaña en casa en sus trece temporadas ACB (balance de 11 triunfos y una derrota, ante Valladolid).


Rabaseda se cuelga del aro (Foto: ACB Photo / Fran Martínez)


Ficha técnica

Baloncesto Fuenlabrada 84 (15+22+34+13): Colom (5), Kus (6), Rabaseda (14), Guardia (6) y Ayón (16) y -cinco inicial-, Mainoldi (14), Laviña (5), Valters (8), Biyombo (8) y Cortaberría (2). Sin jugar: Á. Muñoz.

Caja Laboral 66 (25+13+7+23): Huertas (6), Oleson (7), San Emeterio (6), Teletovic (18) y Barac (12) -cinco inicial-, Ribas (5), Logan (6), Perovic (7), Batista (4) y Bjelica (4). Sin jugar: Ander García.

Árbitros: Emilio Pérez Pizarro, José Javier Murgui y Fernando Calatrava.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 25 de la Liga ACB. Pabellón Fernando Martín (5.136 espectadores). El próximo miércoles el Fuenlabrada disputará en Zaragoza el encuentro postergado de la jornada 24.



Sala de prensa

Dusko Ivanovic, entrenador del Caja Laboral

Valoración: “Fuenlabrada ha tenido intensidad, ambición y dureza”
“Antes de todo, felicitar al Fuenlabrada que jugó mucho mejor que nosotros. Ha tenido intensidad, ambición y dureza. Nosotros comenzamos bien gracias al acierto en el tiro pero no teníamos esa intensidad defensiva. No sé qué pasó en el tercer cuarto, es inexplicable. Nos está pasando mucho fuera, que nos precipitamos”.


Salva Maldonado, entrenador del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración: “Nuestra salida en el tercer cuarto ha sido definitiva”
“Ha sido un partido bastante intenso en el cual empezó dominando Caja Laboral. Luego, la salida de Bismack nos ha dado energía y nos hemos enchufado. Estábamos un poco apáticos. En el segundo cuarto ya hemos cambiado la cara. Luego nuestra salida en el tercer cuarto ha sido definitiva. No hemos aflojado y estuvimos muy agresivos ofensivamente. Ha sido un tercer cuarto espectacular. En el último cuarto aguantamos bien los primeros cuatro minutos. Felicito al equipo por esta victoria”.

Tercer cuarto: 34-7
“No es fácil explicarlo. Nuestra salida ha sido muy buena, con los triples de Salva. Ellos no han sabido pararnos y no los hemos perdonado. Hemos seguido y cogimos 26 puntos, con un parcial en el juego demoledor”.

‘Basket-average’ ganado
“Siempre es mejor ganar de los máximos puntos posibles. Ahora no me preocupa mucho el ‘basket-average’. Nuestra línea es intentar sumar y mantener el octavo puesto al final, con 18 victorias o así. A nadie se le ha pasado por la cabeza pensar en el ‘basket-average’. Estoy contento por la diferencia, es un partido que nos da ánimos”.

Rendimiento de Davor Kus
“En la primera parte de la temporada le costó, pero últimamente está jugando muy bien. Sabe estar en su rol. Nos aporta su experiencia en un equipo inexperto. Nos ayuda. Kris también, pero es un poco más eléctrico de cara a canasta, vayas como vayas. Kus interpreta más, puede jugar sin anotar, que tampoco es fácil. Entiende su papel. Hoy destacaría a todo el equipo, todo el mundo en positivo. Todos aportando cosas”.

Lucha por el ‘play-off’
“El vestuario quiere más. Estamos en una línea bastante buena, sin miedo a nada. Nos hemos ganado ese derecho a no tener ahora miedo a perder. Eso que se dice de ‘partido a vida o muerte’, ‘no podemos perder’, eso al final te hace jugar peor. Nosotros miramos en positivo. El equipo está mirando hacia arriba. En el vestuario no nos planteamos un número de victorias, vamos partido a partido. Pero esto sí que nos da moral”.

No hay comentarios: