27 mar. 2011

'Capitán Maravilla’ Laviña

Cajasol 72 – Fuenlabrada 77 (jornada 27). El Fuenla gana un choque clave por el play-off tras remontar 18 puntos en Sevilla. Partidazo de Ferran. Entre Biyombo y Ayón ponen 9 tapones. Delirio de los 200 hinchas naranjas. El equipo recupera la octava plaza. Maldonado: “Necesitábamos sumar fuera”.

Artículo publicado en El Iceberg

El martes, sonidos del partido

Crónica

El Fuenlabrada lo hizo de nuevo. Tantas alegrías que está dando el equipo de Salva Maldonado esta temporada que uno teme caer en el error de agrandar en exceso las victorias naranjas, como si todas fueran gestas con tintes heroicos. Pero realmente es así, el conjunto madrileño ha logrado un valiosísimo triunfo frente al Cajasol en Sevilla, remontando 18 puntos y resolviendo el choque en un final apretadísimo.

El encuentro estuvo plagado de detalles dignos de admiración. La soberbia actuación de Laviña, la capacidad reboteadora-taponadora del dúo Biyombo-Ayón, el carácter de Guardia, los oportunos triples finales de Mainoldi y Kus, o las asistencias de Valters representan solo aristas del trabajo solidario de un equipo que sigue validando la filosofía de un entrenador cuyo mensaje se mantiene firme con independencia de los resultados o vaivenes de cada partido.

Tras el éxtasis generado por los éxitos ante Barcelona y Caja Laboral, las caídas del Fuenla ante CAI y Valencia volvían a disparar las dudas sobre si este equipo sería capaz de meterse en e ‘play-off’. Después de tres merecidas derrotas como visitante (Málaga, Granada y Zaragoza), el encuentro en el San Pablo se planteaba como una prueba de fuego: un rival directo, fuerte en defensa y que jugaba como local.

Los primeros compases parecían mantener la tendencia fuera de casa: 9-0 de inicio y primera canasta fuenlabreña casi en el quinto minuto (triple de Mainoldi). Pero Joan Sastre golpeaba desde el perímetro y la distancia volvía a agrandarse (18-5), cerrándose el primer cuarto con claro dominio local (22-14).

Paul Davis se retiraba lesionado al vestuario por un fuerte golpe en espalda (cayó al suelo tras chocar con Biyombo). El cuadro hispalense seguiría estirando diferencias en el segundo cuarto, hasta lograr 18 puntos de renta (34-16, minuto 15) y con un gran Ivanov (el búlgaro acabaría con 14 puntos y 21 de valoración).

Sin embargo, la defensa zonal planteada por el equipo madrileño, unida a un mayor acierto ofensivo, permitió al Fuenlabrada paulativamente recortar el marcador (41-35 al descanso), aprovechando tal vez el trajín europeo que arrastraban los locales.

Laviña y Ayón sumaban acciones positivas y contagiaban a sus compañeros, mientras que desde una esquina del pabellón bajaba el aliento de 200 gargantas fuenlabreñas que retumbaba en todo el San Pablo. Por su parte, Bismack 'Tapombo' seguía sumando gorros (cinco en total) y Paul Davis volvía a la pista ya recuperado (igualmente se desconoce el tiempo real de recuperación después de impactar con Biyombo).

Cinco puntos seguidos de Ferran Laviña metían por primera vez arriba al Fuenla en el electrónico (48-49, min. 25). Allí los grandes parciales se acabarían, dejando paso un trepidante e igualado golpe por golpe (empates a 57, 67 y 72, este último en el minuto 39). Entre medias, el choque arrojó detalles poco frecuentes como un quíntuple cambio en el cuadro madrileño (Valters, Laviña, Rabaseda, Mainoldi y Ayón reemplazaron a Colom, Kus, Cortaberría, Guardia y Biyombo en el minuto 33).

Mainoldi, que llevaba un 1 de 4 desde el perímetro igualó el encuentro en 67 (min. 37) y puso arriba a los suyos instantes después (69-70, min. 38). Urtasun no quiso ser menos y la enchufó desde el 6.75 para empatar en 72 a falta de un minuto, pero Davor Kus, que al igual que Leo acumulaba un 1 de 4 en intentos de tres, se sacó un triplazo para el 72-75 a falta de 53 segundos.

Satoransky falló un triple tras el tiempo muerto de Joan Plaza, pero Juanjo Triguero capturó el rebote y cuando se disponía a hundirla, emergió el Titán de Nayarit para poner su cuarto tapón del partido. El revujenecido Laviña terminaba de quedarse con el rechace, sacando falta personal. Dos tiro libres del capitán para dentro y los hinchas fuenlabreños que ya no sabían si seguir cantando, tocar los tambores, bufandear, aplaudir o pellizcarse.

Al final los aficionados terminaron haciendo lo mismo que los jugadores, se abrazaron unos con otros, disfrutaron del momento y se retiraron del pabellón con la sensación de haber sido más felices por un rato, con una sonrisa de oreja a oreja que ni los 500 kilómetros de la vuelta ni la rutina del lunes podrá desdibujar.


Detalles

Ferran Laviña jugó el mejor de sus 53 partidos en Fuenlabrada, alcanzando su récord de puntos (16) y valoración (19). En los 28 minutos que estuvo en pista, el escolta catalán lideró la remontada naranja a base de carácter, acierto e inteligencia. En la jornada anterior, ante Valencia, Laviña también había tenido una destacada actuación (15 de valoración).

El Fuenlabrada, con 15 triunfos, recupera la octava plaza, mientras que los de Joan Plaza acumulan cuatro derrotas seguidas en ACB.

Pese a lo ajustado del marcador, el conjunto de Salva Maldonado valoró conjuntamente 93 puntos ante 48 del Cajasol (la segunda mitad fue de 53 a 16). Cuatro jugadores del Cajasol finalizaron con valoración negativa (Katelynas -2; Cabanas, Kirksay y Satoransky, -3).

El cuadro madrileño superó a su rival con números redondos en rebotes (40 a 30), asistencias (20 a 10) y tapones (10 a 0).

En el debe, el Fuenla tuvo 21 pérdidas ante Cajasol, además de seguir fallando muchos tiro libres (11, 19/30)

Biyombo sumó 5 tapones, mientras que Ayón totalizó 4. El Fuenlabrada así es el segundo equipo con más tapones en la temporada (111, tres menos que el Real Madrid). El pívot mexicano suma 38 gorros en 26 partidos (1.46 de media) mientras que el interior congoleño totaliza 28 en 13 encuentros (¡2.15! de promedio). D’or Fischer (Real Madrid) acumula 44 tapones (1.63) y Fran Vázquez 39 (1.50).

Asimismo, el equipo de Salva Maldonado es el que más intenta de tres en la ACB: 706 intentos (244 triples, 35%).

La de Sevilla significa la cuarta victoria como visitante en la presente temporada (Alicante, Menorca y San Sebastián fueron las otras tres).

El equipo naranja empata el historial general con el Caja. En 26 enfrentamientos, 13 triunfos para cada uno. Curiosamente, ambos ganaron 7 fuera de casa y 6 como local. El conjunto hispalense sólo ganó dos de los últimos nueve enfrentamientos con el Fuenla, ambos en la temporada pasada.

200 seguidores fuenlabreños de las seis peñas del club respaldaron efusivamente al equipo de Salva Maldonado.

Laviña, 19 de valoración (Foto: ACB / Tolo Parra)


Ficha técnica

Cajasol 72 (22+19+16+15): Calloway (6), Bullock (6), Sastre (7), Katelynas (4), Davis (9) -cinco inicial-, Satoransky (3), Urtasun (14), Kirksay (4) e Ivanov (14).Triguero (5) y Cabanas (-).

Fuenlabrada 77 (14+21+22+20): Valters (6), Laviña (16), Kus (8), Salva Guardia (8), Gustavo Ayón (7) -cinco inicial-, Colom (2), Cortaberría (5), Rabaseda (9), Mainoldi (9) y Biyombo (7). Sin jugar: Á. Muñoz.

Árbitros: José Antonio Martín Bertrán, Carlos Cortés y Juan José Martínez Díez. Eliminados por cinco faltas personales: Katelynas (m. 35).

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 27 de la ACB. Palacio Municipal San Pablo de Sevilla (4.800 espectadores, incluidos 200 aficionados fuenlabreños).



Sala de prensa

Joan Plaza, entrenador del Cajasol

Valoración: "Ha ganado quien lo ha merecido más"
“Ha ganado quien lo ha merecido más. Ellos han sido mejores en el cómputo total. Hemos tenido porcentajes de tiro malos, hemos perdido la batalla del rebote y su intimidación nos ha hecho fallar muchos tiros. Me gustaría pensar que el equipo hoy no ha estado pensando en el partido del próximo miércoles porque de ser así mi trabajo habría fallado, ya que la motivación ha ido encaminada a ser capaces de valorar lo prioritario, que para nosotros es hacer una buena liga ACB y competir por estar entre los 10 mejores, como hablamos al principio de la temporada, pero para ello has de ser sólido sobre todo ante rivales directos como es el caso del Fuenlabrada. No lo hemos merecido, han ganado ellos y esperemos ser capaces de dar nuestra mejor cara el próximo miércoles, en un partido que puede hacer que este club juegue su primera final europea”.



Salva Maldonado, entrenador del Baloncesto Fuenlabrada

Valoración: “Ganamos tres cuartos, sería de locos pensar que no nos merecíamos ganar”
“Se ha visto un partido intenso que al final se ha igualado mucho. Parecía que el Cajasol podía romper el partido en el primer cuarto porque ha salido muy bien, con mucha agresividad, y nosotros algo despistados; en el inicio segundo nos han doblado pero nos hemos rehecho bien, con una zona que les ha frenado y que ha cambiado la dinámica. En el tercero cuarto el partido ha estado muy igualado, con distancias cortas, y en el último el cambio a zona ha marcado el final. Hemos controlado nuestra canasta, y hemos metido algunos tiros en ataque que antes se nos habían negado. Hemos cogido la ventaja en el último minuto y medio. Sería de locos pensar que no nos merecíamos ganar, porque ganamos tres cuartos. Ha sido a cara o cruz y podrían haber ganado también ellos. Nosotros hemos jugado un buen partido y al rival seguramente le habrá pesado la competición europea”.

Victoria ante un rival directo por el ‘play-off’
“Está todo muy apretado y queda bastante, pero necesitábamos sumar fuera porque en casa seguro tendremos alguna derrota, y para llegar a esas 18 ó 19 victorias no hay más que sumar fuera. Ahora hay muchos enfrentamientos directos y es importante obtener una victoria, porque es una menos también para tu rival directo. Cajasol está aún en la lucha, sin lugar a dudas, porque quedan siete jornadas de Liga y luego de Europa recuperarán el hilo de la competición”.

Remontada de 18 puntos y aportación de Laviña y Guardia
“El equipo no se ha hundido. Los síntomas eran parecidos a los últimos desplazamientos, pero el equipo se ha recuperado y ha sabido sobreponerse a las dificultades y a esas situaciones un poco absurdas que hemos tenido durante el juego, producto de la inexperiencia. En esa línea sí que destacaría a Ferran Laviña como un jugador que nos ha mantenido siempre en una situación física y anímica, con su experiencia dentro del juego, entendiendo lo que es un partido de estas características, y solventando ahí las ‘pardilladas’ de algunos de nuestros jugadores jóvenes. Incluso Salva, que ha salido muy mal pero después ha tenido unos buenos minutos. Los jugadores más veteranos han conducido a los jóvenes”.

Temporada de Ferran Laviña
“La anterior fue una temporada muy dura para él, con mucha crítica y con demasiada responsabilidad a nivel interno, que no sé si le correspondía a él, pero que se reflejó en que jugó muy mal. Después de mi llegada se estabilizó un poco, volvemos a encontrar lo que es el equilibrio en el equipo, y ahí él se siente más participativo y puede aportar lo que puede hacer. Sin duda en esta temporada ha vuelto a ir hacia arriba otra vez, y está dándonos el grado de cohesión que se le pedía el año pasado, y a lo mejor con ese equipo era imposible, y sí con este equipo de ahora, con más jóvenes y con más hambre. Eso le facilita su trabajo y él puede jugar más tranquilo, sin tanta presión”.

200 aficionados fuenlabreños
“Con esos bombos es difícil no oírlos, otra cosa es que estés pendientes de ellos. Yo creo que han sido importantes para nosotros y también una recompensa para ellos, porque son sufridores y nosotros fuera ganamos muy poco. Aparte de pasárselo bien el fin de semana, reconforta estar ahí apoyado por 200 aficionados. Tiene mucho mérito lo de nuestra afición y el nexo que hay entre el equipo y ella”.

Biyombo, 5 tapones y 16 de valoración (Foto: ACB / Tolo Parra)

No hay comentarios: