27 ene. 2011

José Ángel Samaniego: “Hemos perdido una mente brillante con la marcha de Chus Mateo”

Baloncesto Fuenlabrada. El entrenador ayudante de Salva Maldonado analizó la temporada del equipo naranja en Globo FM. Apasionado por las carreras de fondo y la montaña, el técnico guipuzcoano repasó su trayectoria profesional y explicó la relevancia de las estadísticas en el básquet.

Artículo publicado en El Iceberg


Escucha la entrevista

José Ángel Samaniego Arano (San Sebastián, 1966) recaló el último verano en el Baloncesto Fuenlabrada, uniéndose a Chus Mateo como entrenador ayudante de Salva Maldonado. El técnico guipuzcoano cuenta con un gran bagaje en la ACB tras haber trabajado con Sergio Scariolo y Dusko Ivanovic en Baskonia. En Vitoria conoció a Salva Maldonado, con quien estuvo dos años en Gran Canaria y ahora también en Fuenlabrada.

Samaniego es Entrenador Superior de Baloncesto por el Centro de Alto Rendimiento San Cugat Barcelona y Master en Psicología Deportiva por el Instituto Maslow Cattell de Alicante. Como primer entrenador dirigió a numerosos equipos en categorías EBA y LEB (Urbina Maltzaga, El Ejido, Aguas de Calpe y Drac Inca, entre otros).

A su vez, el técnico donostiarra es un especialista en el análisis estadístico del baloncesto y su aplicación para la mejor toma de decisiones. Tras la marcha de Chus Mateo a Unicaja Málaga, Samaniego se convierte en el principal sostén de Salva Maldonado en la preparación de los partidos. Asimismo contará con la ayuda de Armando Gómez, quien ya desempeñara esa función en la etapa de Luis Guil.

José Ángel Samaniego analizó la temporada del Fuenlabrada en una extensa entrevista en el programa ‘La Pachanga’ de Globo FM, donde además repasó su trayectoria profesional y explicó la relevancia de las estadísticas en su trabajo diario.



Samaniego en frases

Triunfo ante Lagun Aro: “Fue el primer triunfo sin Esteban Batista, cuando para algunos ya parecía que este equipo sin él no era capaz de competir. Desde luego el cuerpo técnico no era ajeno a esos comentarios y los vivía con desagrado. Nos parecía injusto. Por eso la victoria ante Lagun Aro no tiene precio viendo la sonrisa y la satisfacción de todos los jugadores en el vestuario una vez finalizado el encuentro”

Gran nivel de los interiores, Guardia, Ayón y Biyombo: “Ya venían de competir a un nivel excelente ante Real Madrid, donde tampoco se había notado la presunta debilidad de nuestro juego interior con toda la batería de pívots que tienen ellos. Se vuelve a demostrar que ante la pérdida de un efectivo la gente se está multiplicando”

Irrupción de Bismack Biyombo: “Está siendo muy arropado por sus compañeros, lo que facilita su integración. También se está aprovechando del desconocimiento que tienen los rivales sobre su juego, por lo que seguro bajará sus prestaciones a nivel estadístico. Bismack debe seguir trabajando con humildad, con la cabeza centrada y no caer en todos los halagos y reconocimientos a su buen hacer en estos primeros partidos”

Mate de Xavi Rabaseda: “Tiene una cualidad física innata para saltar así. Lo que podemos entrenar es que Kris Valters no se lo ponga tan difícil con el pase que le dio [risas]. Es importante para él para que vuelva a coger confianza, que él está en esa segunda fase que hablábamos que le podía ocurrir a Bismack. Es un jugador que se ha ganado el respeto de la competición, que los rivales intentan defender con una atención especial”

Progresión de Leo Mainoldi: “Salva Maldonado ya le había marcado unas pautas de mejora que él se tenía que plantear durante el verano pasado. Él no es un jugador poderoso físicamente, pero en defensa le estoy viendo con un mayor conocimiento del juego, un mayor nivel de anticipación en las acciones. También ha dado un paso al frente en el tema del rebote, más desde la ausencia de Esteban Batista”

Segunda vuelta de la liga: “Sí que vamos a sufrir, nos basamos en el calendario. El nivel de efectividad en cuanto a victorias en el Fernando Martín va a ser muy complicado de mantener con equipos como Caja Laboral, Barcelona, Real Madrid, o Power Electronics Valencia. Además, según se acerca el final de temporada, todos los equipos apuran al máximo para lograr sus objetivos”

Próximo rival, Alicante: “No nos vamos a medir al equipo al que nos enfrentamos en la primera vuelta. Ahora tienen muchísima confianza, y lo que ha hecho con todos sus rivales es bajarles muchísimo su anotación. Están defendiendo en un altísimo nivel, y tenemos que estar preparados para sufrir porque se va a decidir en los instantes finales”

Partida de Chus Mateo a Unicaja Málaga: “Hemos perdido una mente brillante con la marcha de Chus, quien tiene gran capacidad para aportar nuevas ideas y para encontrar matices en el día a día. Hemos perdido calidad. Siempre vamos a recordar a Chus por la visión brillante que tiene de este juego”

Comienzos como entrenador: “Con 14 años ya saqué el título de entrenador de Nivel I, y con 22 ya tenía el título de entrenador superior, el más joven que había en toda la provincia de Guipúzcoa en aquel momento. Yo tenía más capacidad para transmitir el juego que para practicarlo. Luego di el salto profesional en el Baskonia, entrenando a su segundo equipo en Liga EBA, y de ahí el salto a la ACB como segundo técnico ayudante de Scariolo”

Entrenador ayudante: “Yo he sido primer entrenador en equipos LEB y uno tiene que poner todo en la balanza. Me doy cuenta que por mi forma de ser y por mi forma de dirigirme, voy a ser más útil y voy a disfrutar más de este deporte siendo ayudante. Yo ahora pienso en seguir trabajando cada día, formándome para seguir contando con la confianza de los entrenadores de altísimo nivel con que cuenta la ACB”

Estadísticas en el básquet: “Las estadísticas del ‘SuperManager’ no son las que utilizamos los entrenadores, que la estadística es mucho más que la valoración. En el baloncesto hay un concepto que es básico, que es la posesión, que es el que debe primar a la hora de hacer cualquier tipo de análisis”

Aplicación de las estadísticas: “Salva Maldonado tiene una capacidad mental impresionante para interpretar en el número lo que está ocurriendo en la cancha. Nos hemos complementado, por mi atracción a cuantificar todo lo que ocurre en una cancha y su capacidad para interpretarlo de manera práctica. Esto nos ha permitido desarrollar un método de trabajo que tampoco es tan extendido ni tan profundo en el resto de equipos de la liga”

Pasión por el atletismo y la montaña: “Soy corredor de fondo, y corro por la montaña. Con Salva ahí hemos creado un término intermedio en que los dos corremos y caminamos, disfrutando de una afición común como es el practicar deportes al aire libre y el entorno natural”



Entrevista

Igual no fue la primera vez, pero ¿cómo te has sentido el hecho de jugar como visitante en tu ciudad?

Siempre es un partido especial. Todas las veces que he tenido que comparecer en aquella cancha defendiendo los intereses de un club distinto al de la ciudad deportivamente me fue bien, siempre he podido llevarme la victoria. Siempre es un partido diferente porque sabes que tu familia y tus amigos están en las gradas. Aunque muchos de ellos animen al equipo local, siempre se alegran si yo consigo la victoria como entrenador del equipo visitante.

¿Nunca has tenido la oportunidad de dirigir a un equipo guipuzcoano de forma profesional?

Realmente no. Al menos en mi caso, que llevo tantos años fuera y que profesionalmente nunca he estado vinculado a un equipo de la tierra, creo que pasará bastante tiempo. No lo contemplo en el horizonte, aunque desde luego estos temas nunca se pueden predecir. Hay mucha gente a la que le haría ilusión verte trabajando con el club de la ciudad, pero tampoco creo que sea prioritario en ningún caso.

¿Qué valoración realizas de ese partido?

Fue muy importante porque pudimos cortar la racha de tres derrotas consecutivas en ocho días. Además fue el primer triunfo sin Esteban Batista, cuando para algunos ya parecía que este equipo sin Esteban no era capaz de competir. Desde luego el cuerpo técnico no era ajeno a esos comentarios y los vivía con desagrado porque la implicación en el trabajo de todos los integrantes de la plantilla es total. Nos parecía injusto que todo lo bueno que se había conseguido en la primera vuelta se cuestionase por la ausencia de un jugador, como que todo hubiera sido sólo mérito de él, algo que estaba muy lejos de la realidad. Lo logrado hasta ahora, estas diez victorias, es mérito de todos y cada uno de los integrantes de la plantilla.

Tal vez esa apreciación de que “sólo se ganaba con Batista” partía de alguna gente, pero también habría muchos que no pensaban así.

Es cierto, pero cuanto más lejano llegaba el comentario más radical parecía ser. Muchos de ellos llegaban incluso de los medios de comunicación de los equipos a los que había que enfrentarse, comentarios del tipo “sin Batista van a sufrir para ganar”, cuando evidentemente en esta liga hay que sufrir todos los días, con un jugador como Batista o sin él. Nosotros sí hemos contado con el respaldo de la directiva y de nuestra propia afición, que confiaban en que nosotros íbamos a seguir luchando y compitiendo por cada triunfo, como lo hicimos en esas tres derrotas que se resolvieron en los instantes finales. Por eso la victoria ante Lagun Aro no tiene precio viendo la sonrisa y la satisfacción de todos los jugadores en el vestuario una vez finalizado el encuentro.

En la previa del partido parecía que gente como Doblas, Kone o Miralles podían tener mucho peso en el partido. ¿Te sorprendió el nivel de interiores como Guardia, Ayón o Biyombo?

Hay veces que el desarrollo del juego puede superar hasta tu mejor expectativa. El acierto inicial de Salva Guardia en el lanzamiento exterior ya provocó una rápida rotación de parte de Pablo Laso. A eso se añadió que David Doblas comete la segunda falta y que nosotros ganábamos en confianza. Poco a poco, lo que a priori podía ser una desventaja se convierte en la piedra angular sobre la que cimentamos la victoria. Nuestros interiores ya venían de competir a un nivel excelente ante Real Madrid, donde tampoco se había notado la presunta debilidad de nuestro juego interior con toda la batería de pívots que tienen ellos. Se vuelve a demostrar que ante la pérdida de un efectivo la gente se está multiplicando y por lo menos en estos primeros compromisos están siendo capaces de solventar esa teórica diferencia de nivel con el juego interior de otros equipos.

¿Qué proyección le ves a Bismack Biyombo mediano plazo?

Como suele pasar con casi todos los jugadores jóvenes que llegan a la liga, si tienen nivel, como lo tiene Bismack, y cuenta con la confianza del cuerpo técnico, lo veo bien. Además está siendo muy arropado por sus compañeros, que le están ayudando en todo momento para que su integración sea lo más rápido posible. También ahora se está aprovechando del desconocimiento que tienen los rivales sobre su juego, por lo que tendrá que bajar sus prestaciones, por lo menos a nivel estadístico. Me imagino que Alicante le prestará la atención que no le prestaron los pívots de Lagun Aro, que centraban todo su interés en controlar a Mainoldi y a Ayón. Al final dejaron sueltos a los dos extremos del equipo, al júnior y al veterano, que fueron los que los mataron. Bismack poco a poco tiene que ir ganándose el respeto de los rivales, siempre en la tarea de aportar al equipo. También es cierto que si el tiene la cabeza centrada, si no cae en todos estos halagos y reconocimientos a su buen hacer en estos primeros partidos, y si sigue trabajando con humildad, nos va a seguir ayudando, que al final eso es lo que importa más allá de sus números, que siga ayudándonos a conseguir victorias.

¿Cómo se gestiona desde un cuerpo técnico para que el jugador joven, que viene de otro país, siga teniendo los pies en el suelo ante esos halagos que mencionabas?

No es un recién llegado al club, ya lleva varios años trabajando en las categoría inferiores [Biyombo llegó en el verano de 2009] y esta temporada estaba trabajando muy bien en Illescas. Su adaptación tanto a la ciudad, como al idioma o las costumbres de aquí más o menos ya estaba hecha. También es cierto que durante la temporada también había venido a trabajar esporádicamente con el equipo, incluso del año pasado también participó en algunas sesiones de entrenamiento, con lo cual no era un desconocido que llega a entrenarse por primera vez con el equipo profesional. Todo eso ha acortado un poco los plazos para que su incorporación al juego haya sido más fácil. Además hay que reconocer la calidad humana que tiene este vestuario que ha abierto las puertas de par en par a un chico como él. Los consejos que por ejemplo le están dando los bases, o las miradas de complicidad que le pueden estar dirigiendo los pívots, diciéndole “yo te voy a ayudar, tú con confianza que nosotros te estamos cubriendo las espaldas”, todo eso facilita mucho la tarea de los entrenadores que en el fondo lo que estamos intentando es, ante la adversidad, dar oportunidades a lo que tenemos en vez de lamentarnos y de quedarnos frustrados por las contrariedades. Recuerdo la lesión de largo plazo de Barton y ahora la pérdida de Esteban Batista, ante eso estamos dando confianza a los jugadores que tenemos. La satisfacción de un entrenador es ver como todos los jugadores están dando un paso al frente y quieren ayudar al equipo.

¿Esos mates a una mano que hace Xavi Rabaseda se pueden enseñar desde un cuerpo técnico o son cuestiones propias de cada jugador?

Lo primero que se ve es que tiene una cualidad física innata para saltar así. Lo que podemos entrenar para el próximo día es que Kris Valters no se lo ponga tan difícil con el pase que le dio [risas], porque el mate visto desde el ángulo en que estaba situado nuestro banquillo es mucho más espectacular de lo que se ha visto después en las imágenes. En serio, creo que estas imágenes quitan mérito a la canasta que hizo Xavi Rabaseda. Es importante para él para que vuelva a coger confianza, que él está en esa segunda fase que hablábamos que le podía ocurrir a Bismack. Es un jugador que se ha ganado el respeto de la competición, que los rivales intentan defender con una atención especial y por lo tanto su rendimiento ha bajado respecto al de inicio de temporada. Pero como él tiene una gran capacidad de trabajo y una gran confianza en sus posibilidades, además de contar con el apoyo de la plantilla y el cuerpo técnico, puesto poco volverá a coger el nivel que demostró en el inicio de temporada. Tampoco tiene una presión adicional por parte del ‘staff’ técnico. Él sabe que nosotros estamos muy contentos con su trabajo del día a día y que eso se traduzca en buenas actuaciones en los partidos es cuestión de tiempo. Lo que le pedimos es que esté tranquilo, que tenga paciencia y que siga trabajando.

Esta temporada Leo Mainoldi da la sensación de haber crecido mucho en defensa. ¿Se ha trabajado de forma particular con él para añadir nuevos registros a su juego?

Él ya mantuvo al final de la pasada temporada una conversación con Salva Maldonado, donde se valoraba su rendimiento. Allí Salva ya le marcó unas pautas de mejora que él se tenía que plantear durante el verano para que esta temporada pudiera ayudar de manera más consistente al equipo. En defensa sobre todo lo que le estoy viendo es que el paso de los años te da un mayor conocimiento del juego y él, que no es un jugador poderoso físicamente, sí que se le ve un mayor nivel de anticipación en las acciones. Cierto es que él ha dado un paso al frente en el tema del rebote, más desde la ausencia de Esteban Batista, y estamos encontrando en él un jugador muy consistente en esa faceta. Leo en las últimas semanas está trabajando de una manera muy sólida.

Salva Maldonado dijo en la última rueda de prensa que, pese a las diez victorias y al buen juego actual del equipo, se iba a sufrir mucho en la segunda vuelta. ¿Coincides con él?

Sí. Mucho está basado en el calendario. El Fuenlabrada en casa tendrá que recibir a los gallitos de la competición, y ganar fuera es muy complicado. El nivel de efectividad en cuanto a victorias en el Fernando Martín va a ser muy complicado de mantener con equipos como Caja Laboral, Barcelona, Real Madrid, o Power Electronics Valencia. Esperemos que igual alguno de ellos tenga que hincar la rodilla en nuestro feudo. Luego, según se acerca el final de temporada, todos los equipos apuran al máximo para lograr sus objetivos. Los que pelean para eludir el descenso se hacen más fuertes en casa y aquellos que están buscando entrar en ‘play-offs’ tampoco te regalan nada. En la segunda vuelta siempre se complica todo más, y más si cabe a los equipos como el nuestro, que desde la humildad ha estado rindiendo a un nivel excelente en la primera vuelta. Lo normal es que bajemos algo nuestra efectividad a partir de ahora. Pero esto es la teoría. Yo viendo como estoy viendo cómo está el grupo y la ilusión que tiene, a poco que seamos capaces de eludir cualquier nuevo contratiempo físico que pueda tener algún jugador de la plantilla, tenemos que seguir siendo competitivos, que es lo que te da la posibilidad de ganar los partidos.

¿Cómo afrontan el partido ante Alicante?

Lo primero que tenemos que interiorizar es que no nos vamos a medir al equipo al que nos enfrentamos en la primera vuelta. En Alicante tuvimos muchísimos problemas en la primera parte, pero luego nos metimos en el partido y jugamos en un altísimo nivel, mientras que ellos se fueron descomponiendo. Sobre todo ahora tienen muchísima confianza, y lo que ha hecho con todos sus rivales es bajarles muchísimo su anotación. Alicante ahora está defendiendo en un altísimo nivel, y tenemos que estar preparados para jugar un partido muy duro. A partir de ahí, tenemos que tratar de poner en cancha todas las fortalezas que nos han llevado a conseguir diez victorias, y estar preparados para sufrir. Creo que va a ser un partido que se va a decidir en los instantes finales.


Personal

¿Cómo estas llevando estos primeros meses en Fuenlabrada?

La verdad es que todo está siendo muy fácil. El haber trabajado previamente con Salva en otros clubes me facilitó mucho la integración, como también el haberme encontrado con profesionales de una experiencia dilatada en ACB y de una alta calidad humana. Luego, como estamos casi todo el día volcados en los entrenamientos, en el análisis de los rivales y en la planificación, tenemos poco tiempo libre.

Salva Maldonado comentó en su momento que Chus Mateo se encargaba más del aspecto ofensivo del equipo y que tú del defensivo. ¿En qué te afecta ahora en el trabajo diario la marcha de Chus Mateo a Unicaja?

Yo no creo que ése sea el principal hándicap. Creo que lo que hemos perdido una mente brillante con la marcha de Chus, quien tiene una gran capacidad para aportar nuevas ideas y para encontrar matices en el día a día. Su aportación era muy importante en el debate que cada día se realiza en el despacho de los entrenadores del Fuenlabrada, donde tratamos de optimizar al máximo los recursos que tenemos. Al perder una mente como la de Chus hemos perdido calidad, eso es lo que posiblemente más voy a echar en falta. La pena es que he disfrutado poco de un entrenador con la capacidad de Chus. Por lo demás, tampoco asusta el saber que ahora deberé asumir alguna tarea más. Como con Salva me he compenetrado muy bien en otras ocasiones, creo que el trabajo del día a día lo vamos a sacar. Siempre vamos a recordar a Chus por su visión brillante que tiene de este juego.

¿Cómo fueron tus comienzos en el baloncesto y cuándo decides hacerte entrenador?

Yo era un niño que comenzó a jugar al baloncesto con ocho años, un niño de todos esos que juega con mucha ilusión y con poca habilidad. Con 14 años ya saqué el título de entrenador de Nivel I, y con 22 ya tenía el título de entrenador superior, el más joven que había en toda la provincia de Guipúzcoa en aquel momento. Ya desde los 16 años compaginaba el hecho de jugar en un equipo juvenil, y posteriormente en júnior, con entrenar equipos de mini-básquet. Ha sido una transición muy natural, yo tenía claro que tenía más capacidad para transmitir el juego que para practicarlo. Y a partir de ahí di el salto profesional en el Baskonia, entrenando a su segundo equipo en Liga EBA. Eso fue hace 15 ó 16 años. Luego, con la llegada de Scariolo al club y la incorporación de un segundo entrenador ayudante profesional, que en aquella época no se llevaba tan a rajatabla como actualmente, salto a la ACB. Al mismo tiempo lo compaginaba como primer entrenador de algunos equipos de liga LEB [Urbina Maltzaga, El Ejido, Aguas de Calpe y Drac Inca, entre otros de LEB y EBA]. Más tarde di otro salto como entrenador ayudante de Salva Maldonado en Gran Canaria [2007 a 2009], y ahora estoy en esta etapa en Fuenlabrada, que espero que sea tan placentera y que podamos disfrutar tanto como lo hicimos en Las Palmas.

Además de con Salva Maldonado, has trabajado con Sergio Scariolo, hoy seleccionador de España, con Dusko Ivanovic o incluso con Julio César Lamas, hoy también seleccionador argentino. ¿Cómo valoras toda esa experiencia?

La verdad es que puedo decir que he trabajado con algunos de los mejores entrenadores de Europa. Ha sido un placer trabajar con todos ellos, de los que aprendí mucho, y sobre todo la satisfacción de que todos ellos confiaron en mi dedicación y en mi visión de este juego. Me gané la confianza de todos, y eso es la mayor satisfacción que puede tener un entrenador ayudante.

¿Tienes como objetivo algún día ser primer entrenador de un equipo ACB?

Yo disfruto siendo entrenador ayudante. Yo he sido primer entrenador en equipos LEB y uno tiene que poner todo en la balanza. Yo me doy cuenta que por mi forma de ser y por mi forma de dirigirme, voy a ser más útil y voy a disfrutar más de este deporte siendo ayudante. No creo que sea una actividad menor dentro de un cuerpo técnico, y quiero seguir siendo entrenador ayudante. Nunca sabes, porque me imagino que igual Chus Mateo hace una semana no se planteaba ser el primer entrenador de un equipo ACB. Nunca sabes por donde te van a llevar los derroteros. Yo ahora pienso en seguir trabajando cada día, y formándome, para seguir contando con la confianza de los entrenadores de altísimo nivel con que cuenta la ACB.

Eres un estudioso de las estadísticas en el básquet. ¿Qué es lo más importante de ellas? ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta para que realmente sean útiles?

Lo más importante es darse cuenta que las estadísticas del ‘SuperManager’ no son las que utilizamos los entrenadores, que la estadística es mucho más que la valoración. En el baloncesto hay un concepto que es básico, que es la posesión, que es el que debe primar a la hora de hacer cualquier tipo de análisis. El que yo haya convertido la estadística como una herramienta para desempeñar mi trabajo en buena parte también se lo debo a Salva Maldonado, que ha creído que ese es un buen método para optimizar al máximo el rendimiento de una plantilla. Salva es un entrenador que tiene una capacidad mental impresionante para interpretar en el número lo que está ocurriendo en la cancha. Así podemos emplear una metodología en el uso de la estadística. Creo que nos hemos complementado, por mi atracción a cuantificar todo lo que ocurre en una cancha y su capacidad para interpretarlo de manera práctica. Esto nos ha permitido desarrollar un método de trabajo que tampoco es tan extendido ni tan profundo en el resto de equipos de la liga.

¿El hecho de la regular distribución de los minutos entre toda la plantilla obedece a ese método estadístico o responde a una concepción más filosófica de repartir los roles?

Es una concepción más filosófica. Salva siempre ha creído que, con el nivel de exigencia física que tiene esta competición, es más importante tener jugadores capaces de mantener un alto nivel que dejar en pista a jugadores de, a priori, una calidad mayor pero que están rindiendo a un nivel inferior, ya sea porque se dosifican o porque la fatiga aparece. Ese es uno de los puntos de vista, y luego porque este es un deporte de equipo y hay que intentar que todos se sientan importantes. Creo que es una habilidad del liderazgo que tiene Salva, y que no responde tanto a un tema de análisis estadístico.

¿Qué aspectos deberían valorarse además de la estadística oficial?

Por ejemplo, nosotros valoramos muchísimo la aportación que tuvo Ferran Laviña en el partido del pasado domingo. No anotó y su valoración ACB fue de menos uno, pero con su presencia en cancha el equipo ganó ampliamente a los jugadores del Lagun Aro. Nosotros medimos como rinde un quinteto en pista respecto de sus rivales, cuando Laviña estuvo en cancha nosotros marcamos los parciales más positivos. Este es un ejemplo. Él fue muy importante en tareas que no se cuantifican en la estadística oficial, y eso es algo que yo sí registro con lupa. He buscado métodos para poder cuantificar qué está haciendo el jugador en cancha, aspectos que no aparecen en las estadísticas que no recogen los que están apuntando en la mesa. Todo esto a los jugadores se lo transmitimos, que nosotros no vamos a determinar el rendimiento de un jugador, si lo hizo bien o mal, simplemente por lo que aparece en la estadística que nos entregan al final de un encuentro. Ellos lo saben, pero tampoco los bombardeamos con datos porque ellos tienen que jugar y hacerlo lo mejor que sepan.

¿Tiene que ver esto también con la eficiencia que ahora registra la NBA, el ‘+/-‘?

Sí, pero también valoramos quintetos. Nosotros además tenemos estadísticas de esfuerzos, donde cuantificamos las veces que evito que mi atacante reciba un balón o las veces que un jugador se tira al suelo, una serie de aspectos que no se cuantifican en una estadística oficial. Creo que son cosas importantes para ganar los partidos, la relación directa que hay entre ese esfuerzo que hacemos en el encuentro y el resultado final.

Además de la pasión por el baloncesto, compartes con Salva Maldonado el senderismo. ¿Las setas también?

No, lo único que comparto respecto a las setas es comérmelas. Puede ser que estemos caminando por la montaña y él esté recogiendo setas, pero poco le puedo ayudar porque soy miope. Si hay una seta muy grande frente a mí tampoco la veo [risas]. Yo tiendo a pasar corriendo por los lugares por donde voy en la montaña. Yo soy corredor de fondo, y corro por la montaña. Ahí hemos creado ahí un término intermedio en que corremos y caminamos, y los dos disfrutamos de una afición común como es el practicar deportes al aire libre y el entorno natural. En eso hemos coincido también en nuestra etapa de Vitoria, donde también trabajé con él. Siempre intentamos dedicarle tiempo a esa afición en alguno de los días libres que tenemos con el equipo, y luego en los meses verano poder hacer una escapada conjunta.



Foto: ACB Photo / Luis García

No hay comentarios: