18 dic. 2010

Salva Guardia: “Me gustaría seguir otro año en Fuenlabrada”

Baloncesto Fuenlabrada. El pívot reconoce estar "encantado" con su rol en el equipo porque “con 36 años no se puede pedir jugar 25 minutos”. Por otra parte, el interior valenciano admitió en Globo FM que "en lo institucional, necesitamos que Batista se vaya, aunque personalmente me jodería”.

Artículo publicado en El Iceberg: Entrevista a Salva Guardia


Escucha la entrevista


Salva Guardia en diez frases

Equipo actual: “Ahora mismo lo que más le sobra al equipo es carácter y espíritu. Se demuestra en la comunión que hay con la grada, en que cada canasta parece un gol”

Opciones de Copa: “En la mente de Salva [Maldonado] está la Copa. Él sabe que si seguimos así en casa y rascamos alguno fuera, la Copa está ahí. Aparte nuestro calendario no está nada mal y en casa competimos con todo el mundo”

Rol en el equipo: “Con 36 años no se puede pedir jugar 25 minutos. Yo estoy muy encantado con hacer un poco de padre y de guía espiritual de los demás”

Temporada individual: “Para mí es perfecto promediar 14 minutos. Si estaría más de ese tiempo no voy a rendir al 100%. Salva [Maldonado] sabe que es mi tope. Ahora me está faltando meter de fuera”

Gustavo Ayón: “Es de lo que te hacen un partido regular y tres buenos. Es inteligente y ya va conociendo a los árbitros. Juega siempre al 150%”

Esteban Batista: “Es el mejor pívot de la liga y por eso se le cierra todo el mundo. El problema no es que él esté fallando, si no que sufre el marcaje de tres tíos que van a por él a muerte, y más si los de fuera no estamos metiendo regularmente. A Esteban en un equipo con más figuras va a ser difícil que le hagan dos o tres contra uno como le hacen en Fuenlabrada”

Probable marcha del uruguayo a mitad de temporada: “En lo personal me jodería que se fuera porque es una buena persona y es un tío que ha calado en el vestuario. Luego, en lo institucional, es que necesitamos que se vaya. Ferran [López] tiene toda la razón en lo que dijo. Luego, con el dinero que nos den, ya buscaremos a alguien que rinda”

Regreso a Fuenlabrada tras año y medio en Bilbao: “El primer año en Bilbao fue inmejorable, en lo personal y en el tema equipo. El segundo fue difícil pero sigues con el cariño de la gente. Tienes que salir, pero todo para mejor, porque vuelves al club de toda tu vida para echarles una mano”

36 primaveras y 466 partidos en ACB: “Quiero llegar los 500, y me gustaría seguir otro año e Fuenlabrada”

Curso de entrenador: “Empecé hace poco, ahora estoy con exámenes y trabajos. Mi mujer no se lo cree. Cuando algo te gusta no es complicado. Igual, como decía Frankie Solana, lo que nosotros hemos estudiado es baloncesto, es de lo que sabemos”


Entrevista

Salvador Guardia Ramos (Valencia, 1974) es el hombre récord del Fuenlabrada en partidos jugados, tapones y rebotes. Desde su debut ACB con el CAI Zaragoza, el pívot acumula 466 partidos en liga. Junto a Ferran Laviña personalizan la reserva espiritual de un equipo que pese a haber caído en sus últimas dos presentaciones aspira a clasificarse para la próxima edición Copa.

Salva Guardia se refirió a todas las cuestiones de actualidad que atañen al Baloncesto Fuenlabrada en el programa ‘La Pachanga’ de Globo FM, desde sus deseos de continuidad por una campaña más, su rol en el equipo y la eventual marcha de Esteban Batista del equipo. Asimismo, el interior valenciano cuenta que ya está haciendo el curso como entrenador.


¿Qué conclusiones han podido sacar de la derrota en Manresa?

Jugamos una primera parte muy mala en defensa y en ataque, y en la segunda parte mejoramos como equipo en defensa pero no conseguimos atacar bien. Pero tampoco nos tenemos que preocupar. Sabemos que en casa estamos fuertes y que nuestra manera de jugar es diferente.

¿Por qué cuesta tanto mantener la regularidad entre los partidos de local y de visitante?

Si lo miras es la tónica en la ACB. Como decía el otro día Salva Maldonado, es muy difícil ganar fuera. Lo que tenemos que intentar es dar buena imagen como en los partidos de Gran Canaria o Caja Laboral. En casa, con nuestra afición, claro que es diferente. Todo el mundo dice que el Fernando Martín es una olla a presión.

El martes Chus Mateo comentaba que en principio la torcedura de tobillo de Davor Kus no nada grave. ¿Cómo está Kus?

Davor está hecho un toro a los 31 años, ni lo ha notado. Es un currante y el tío está entrenando desde el primer día.

Muchas veces durante los partidos se te ve animando a compañeros a los que no les salen las cosas, casi que con gestos paternalistas…

Si estoy aquí, a la edad que tengo, es un poco por eso. Creo que es mi papel ahora en el equipo. Hay que arropar a la gente, guiar un poco a todos, aunque a veces me tengan que guiar ellos también a mí. Con Ferran [Laviña] nos toca hacer un poco de padres y de guías espirituales. Para eso estamos, ¿no?

¿Asumes con gusto esa función?

Sí. Mira, con 36 años, lo que no se puede pedir es jugar 25 minutos. Además, es que por delante de mí hay dos de los mejores pívots de la liga en este momento, y el mejor pívot tirador. Yo estoy muy contento en mi rol de equipo y en cómo me tratan. Estoy encantado.

Esta temporada estás promediando 14 minutos en pista, tampoco está mal…

No, para mí es perfecto porque el desgaste no es mayor. Más de esos minutos no voy a rendir al 100%. Salva [Maldonado] sabe que es mi tope. En la temporada pasada me sacaba 17 minutos y había días que iba justo para darlo todo. Este año, con esos 14 minutos, estoy contentísimo. Ahora me falta meter alguna de fuera, que llevo cuatro partidos que no mete, desde CAI Zaragoza, pero en los entrenamientos estoy metiendo. Es cuestión de tiempo.

El tiro exterior en los últimos partidos es una cuestión de casi todo el equipo.

Los equipos rivales estudian todo. Saben que Leo y yo estamos abriéndonos para darles espacio a los pívots de dentro, y cada vez tenemos menos espacio para tirar. Cada vez que hacemos un ‘pick&roll’ y nos abrimos, nos cambian, y es más difícil tirar. Esto va por rachas. Creo que entre Leo y yo llevamos en los últimos tres partidos 1 de 16 o algo así. A lo mejor ya esté domingo las enchufamos de colores. [En los últimos dos encuentros Mainoldi registra un 1 de 10 desde el perímetro y Guardia 0 de 5].

Será cuestión entonces de picarse con Leo Mainoldi para ver quién de los dos mete más triples ante Bilbao…

Con Leo mejor no picarse porque la verdad es que ahora mismo está entre los tres mejores pívots tiradores de la liga.

Comentabas sobre cómo el estudio por parte de los rivales hace que sea más difícil para todos hacer las diferencias que tal vez podían sacar en los primeros partidos. ¿Por eso ahora les cuesta más dominar la pintura a Gustavo Ayón y Esteban Batista?

Gustavo es de lo que te hacen un partido regular y tres buenos. Gus estuvo bastante bien en Manresa, en Valencia estuvo regular pero en casa, hace dos partidos, estuvo inconmensurable. Luego tienes a Esteban, al que se le cierra todo el mundo. Yo creo que el está pensando que el problema es que él está fallando, pero no. Cuando eres el mejor pívot de la liga y tienes el marcaje de tres tíos, y más si los de fuera no estamos metiendo regularmente, pues van a por él a muerte.

¿Te parece entonces Batista el mejor interior de la liga?

Con diferencia. El día que fuimos a Vitoria pegó un recital. Stanko Barac, que estaba en forma, no podía con él. Solamente podían defenderlo haciéndole dos contra uno. Contra Cajasol le hacían dos contra uno y en una jugada a Paul Davis, que es una bestia, lo metió debajo del aro. Creo que él es el mejor pívot de la liga y tiene ese tratamiento de los rivales.

¿Cómo se le podría ayudar a Batista para que salga de bache de los últimos tres partidos?

El tema es que ahora se le cierran en todo momento, entonces tiene muy poco espacio para maniobrar. El otro [José Ángel] Samaniego me dijo que las nuevas reglas no han hecho que se ampliara el campo, si no que se hiciera más pequeño. A Esteban le dije que el año pasado también tuvo una racha así, que es muy difícil estar siempre al nivel en que estaba, de 25 puntos de valoración ACB. Es muy complicado. Todos los jugadores tienen altos y bajos, y él ahora está un bajo, pero ahora vienen las Navidades y se vendrá arriba [risas].

Desde el punto de vista personal, e institucional, ¿qué piensas acerca de que Batista puede irse una vez que obtenga el pasaporte comunitario?

En lo personal me jodería que se fuera Esteban porque es una buena persona y es un tío que ha calado en el vestuario. Luego, en lo institucional, es que necesitamos que se vaya. Ferran [López] tiene toda la razón en lo que dijo. Si hay una oferta que satisfaga a las tres partes se tiene que ir. Luego, con el dinero que nos den, ya buscaremos a alguien que rinda.

El verano pasado mucho se habló sobre la inminente marcha de Batista y al final se quedó en el club, pero escuchándote ahora a ti y a Ferran López uno tiene la sensación que cada partido puede ser el último del uruguayo en Fuenlabrada…

Es que una cosa es ser extracomunitario y otra tener el pasaporte español, con el que la cosa cambia mucho. Si el año pasado había hasta cinco, seis o siete equipos detrás de él, imagínate con el pasaporte. Lo normal es que si no sale ahora saliera en el verano. El trabajo que ha hecho Esteban en estos dos años es impresionante.

Llevas muchas temporadas en la ACB. ¿Este trasvase de jugadores a mitad de temporada desde equipo modestos a otros más poderosos siempre se dio de esta manera?

Esto pasó siempre. Fuenlabrada siempre se ha basado en vender gente para sobrevivir. Nos ha pasado con Saúl, que se vendió a mitad de temporada. Con Batista estamos hablando de un pívot de categoría. ¿Quién hay en Europa ahora que juegue de espaldas? Se fue Nikola Pekovic a Minnesota y no ha quedado nadie que pueda. Tiago Splitter también se fue a la NBA y no ha quedado nadie que juegue como Esteban en el poste bajo. Esteban es un tío que hace daño ahí abajo, que en un equipo con más figuras va a ser difícil que le hagan dos o tres contra uno como le hacen en Fuenlabrada.

Volviendo a Gustavo Ayón, en su primera temporada de pleno en la ACB. Vemos que cada vez que él protesta un fallo arbitral te acercas a él para que se serene, como que está aprendiendo como relacionarse con los árbitros.

Estamos todos ahí guiándole porque viene de ligas diferentes y hay que guiarlo un poco. Pero él es una persona con los pies sobre el suelo, inteligente, y ya va conociendo a los árbitros. El otro día me preguntó por Mitjana, le comenté más o menos como era y Gustavo tuvo un comportamiento ejemplar. Igual no hace falta decirle muchas cosas porque él va siempre al 150%. Él no es tonto y va aprendiendo.

El domingo reciben al Bilbao, que viene de ganarle al Baskonia. ¿Has vibrado mucho con ese resultado?

Sí, siempre que jugué allí contra el Baskonia ha sido un derby a muerte. El otro día vibré con la victoria y estoy muy contento por la gente del club.

¿Cómo se vive un Bilbao-Baskonia?

Es un duelo regional como el Atlético-Real Madrid, que van a muerte. Luego fuera de la cancha los jugadores se llevan muy bien pero dentro… no veas. Los de Vitoria no pueden ver a los de Bilbao y los de Bilbao no pueden ver a los de Vitoria. Está muy divertido.

¿Cómo recuerdas aquel año y medio en Bilbao?

El primer año fue inmejorable, en lo personal y en el tema equipo. Llegamos a los ‘play-offs’, jugamos una semifinal de Eurocup, sintiéndome importante y calando en la gente. Fuera de la cancha he hecho muchos amigos. El segundo año fue difícil pero sigues con el cariño de la gente. Tienes que salir, pero es todo para mejor, porque vuelves al club de toda tu vida para echarles una mano.

Cuando regresaste a Fuenlabrada, a principios de febrero, habías dicho que al equipo le sobraba calidad y acierto ofensivo pero que le faltaba carácter, compromiso y espíritu. ¿Crees en esta temporada el equipo ha ganado en estas tres cosas?

Ahora mismo lo que más le sobra al equipo es carácter y espíritu. Se demuestra en la comunión que hay con la grada, en que cada canasta parece un gol, que la afición celebra y está contenta. La gente que ha venido, Xabi, Lubos, Kris y Gustavo, han hecho que vuelva ese espíritu, y es de agradecer.

¿Con ese espíritu se puede aspirar para volver a disputar una Copa?

Creo que sí, que en la mente de Salva [Maldonado] está la Copa, que él sabe que si seguimos así en casa y rascamos alguno fuera, la Copa está ahí. Aparte nuestro calendario no está nada mal y en casa competimos con todo el mundo. Vamos a estar ahí.

36 primaveras y 466 partidos en ACB, ¿hasta 500 no paramos?

Quiero llegar los 500 como sea… Me voy a quedar otra temporada para cumplirlos [risas].

Tienes contrato hasta fin de temporada. ¿Sientes que vas a seguir otro año más en Fuenlabrada?

Otro año más me gustaría hacer, y tengo claro si sigo otro año va a ser aquí, lo tengo clarísimo.

¿Estás haciendo el curso de entrenador?

Sí, estoy en ello. Empecé hace poco. Me faltan un par de exámenes y trabajitos para terminar el primer curso y así poder comenzar enseguida con el segundo.

¿Qué te dice la familia al verte en casa estudiando, haciendo trabajos?

Mi mujer no se lo cree. Es complicado porque llevo mucho tiempo sin hacer trabajos y tal, pero me he metido enseguida y no es una cosa complicada si te gusta. Como decía Frankie Solana, lo que hemos estudiado nosotros es de baloncesto, de lo que sabemos. Poco te puede enseñar el curso, pero es bueno refrescar muchas cosas. Además tienes psicología o formación de jugadores, muchas cosas que también son importantes.



Foto: ACB Photo

Enlaces / Salva Guardia
Salva Guardia: “Peras, Ferrán y Frankie merecen que se retiren sus camisetas" (13/04/2010)
Salva Guardia: “Vengo a dar carácter, compromiso y espíritu” (01/02/2010)

No hay comentarios: