5 nov. 2010

Noche negra

Getafe 0 – Stuttgart 3 (Europa League, jornada 4)- El equipo azulón toca fondo y es apabullado por un sólido Stuttgart, penúltimo en la Bundesliga. Goles de Marica, Gebhart y Harnik. Se complica la clasificación. Apenas 1.500 getafenses en un Coliseum semivacío.


Artículo publicado en el periódico El Iceberg de Madrid: Crónica Getafe 0 - Stuttgart 3


El Getafe vuelve a encajar un 0-3 cuatro días después de naufragar en San Mamés y en vísperas de recibir al Barcelona. Más allá de los goles o los resultados, el principal problema que hoy tiene el conjunto azulón es que no juega al fútbol. El equipo no reacciona ante la mínima adversidad, no lee los partidos, no tiene reserva ni física ni anímica, ni es solidario ni tiene una idea propia de juego. Tampoco pesa en las áreas y para colmo de males colecciona lesionados. Podría seguirse enumerando los males que aquejan a un equipo que partido a partido pierde crédito y que atraviesa su peor momento desde la destitución de Víctor Muñoz. Sin embargo, muchos de estos jugadores y este cuerpo técnico son los mismos responsables de la mejor temporada en Liga de la historia del club. El estado de pesimismo se borraría de un plumazo con una victoria ante el Barcelona. Claro que para ello el Getafe deberá dar un vuelco radical, volver a creer en sus propias virtudes y recomponer el vínculo con una afición que sufre los ataques de dentro y de fuera. Como en el ejemplo anterior, se trata de la misma hinchada que creyó en el milagro copero ante el Barça y que marchó en masa a las finales del Bernabéu y el Calderón. Aseverar que la afición da la espalda a su equipo es tan discutible como afirmar que los parados no trabajan porque prefieren quedarse en sus casas viendo televisión.

Lo único positivo de esta noche en el Coliseum, desde el punto de vista económico, fue la presencia de 800 alemanes que desembolsaron entre 50 y 80 euros por entrada, mientras que desde el punto de vista deportivo fue la victoria del Odense ante el Young Boys, la cual permite al conjunto azulón soñar con dos triunfos para poder clasificarse en segundo puesto.

El mal momento del Getafe cse refleja en tres síntomas: 1) El portero azulón suele ser el mejor del equipo en las derrotas; 2) Si no hubiera límites en el número de cambios, uno tiene la sensación que Míchel haría cuatro o cinco cambios al descanso si pudiera; y 3) La mayoría de las pelotas divididas quedan en pies rivales.

Yendo al partido, el Getafe empezó como en San Mamés, con menos tensión que su rival. El primer tiempo tuvo seis ocasiones claras: todas del Stuttgart. El gol llegó en el minuto 25 después de que Boateng perdiera un balón en la salida, el cual cazó Marica desde fuera del área para vencer a un sorprendido Ustari. Las otras cinco llegadas fueron de Camoranesi, que se lo perdió solo entrando por el segundo palo (minuto 16), tres paradas de Ustari a Marica (min. 20, 29 y 39), y un cabezazo al palo de Harnik (min. 36).

Michel metió a Casquero tras el descanso, al que se agregó el ‘ayer lesionado y hoy recuperado’ Manu del Moral. El empuje de los dos históricos azulones se fue desvaneciendo hasta que llegó el golpe de knock-out: Gebhart solo tuvo que empujar la pelota a la red tras un pase mágico de Camoranesi (min. 61). Los hinchas alemanes desplegaban sus bufandas mientras que los del Getafe sentían como el bocata del descanso les hacía un revoltijo en las tripas. Su digestión terminó de cortarse cuando Harnik metió un gol de chiripa tras intentar cabecear un centro, caerse con un destartalado Mané y en el aire golpear la pelota con la espalda (min. 75). La celebración del tanto fue humillante: era tan fácil meterle goles al Getafe que los jugadores del cuadro teutón ni siquiera lo festejaron.

Las únicas tres llegadas del cuadro madrileño fueron un penalti no cobrado por mano de Tasci a tiro de Adrián Sardinero, un cabezazo de Albín y un postrero remate de Manu. En la rueda de prensa posterior al partido, Míchel aseveró: “El responsable soy yo; dejad a los jugadores, que no tienen la culpa”. El Getafe saldrá antes del pozo cuanto antes recupere la fe en sí mismo. Hace tres años y medio el conjunto azulón obró un milagro futbolístico tras remontar un 5-2 al Barça en Copa. La visita el domingo del gigante blaugrana debería tomarse de una forma similar, como la posibilidad de recuperar la convicción perdida en estas semanas. Lo bueno de estas crisis es que se caerán las caretas y ahora se verán realmente quienes están comprometidos con el club (en el 'quienes' se incluyen jugadores, directivos y aficionados).


Ficha técnica: Getafe 0 - Stuttgart 3

Getafe: Ustari; Víctor Sánchez, Cata Díaz (A), Kas (Miku, min. 65 (A)), Mané (A); Boateng (Casquero, min. 46 (A)), Borja Fernández, Albín; Adrián Sardinero (Manu, min. 58), Arizmendi, y Colunga.

Stuttgart: Ulreich; Funk, (A) Tasci (Gebhart, min.58), Delpierre (Niedermeir, min. 46), Molinaro; Bah (A), Kuzmanovic, Boka, Camoranesi (Gentner, min. 71); Harnik, y Marica (R 79').

Goles:
0-1 (min. 26) Marica.

0-2 (min. 64) Gebhart.

0-3 ( min. 76) Harnik.

Árbitro: Marijo Strahonja (croata).

Coliseun Alfonso Pérez (2.300 aficionados, unos 800 alemanes).



Foto: Camoranesi y Boateng (Getty Images)

No hay comentarios: