12 nov. 2010

Inmenso Portugalete

Getafe 0 – Portugalete 0 (Copa del Rey). El equipo azulón supera la eliminatoria sin poder derrotar al conjunto jarrillero, de Tercera División. Preocupante bajón anímico y futbolístico de un Getafe que se retiró silbado por su afición.


Artículo publicado en el periódico El Iceberg de Madrid: Crónica Getafe 0 - Portugalete 0


Enfrente no estaba ni el Athletic Club en San Mamés, ni el tradicional Stuttgart ni el Súper-Barça de Messi y compañía. No. Estaba el Portugalete del Grupo IV de Tercera División, el mismo equipo que hace dos semanas tuvo contra las cuerdas al Getafe y logró empatar a uno en La Florida. Aquel gol del canterano Adrián Sardinero en el País Vasco es el que clasifica al equipo madrileño por el valor preferente de los goles marcados como visitante (a igualdad de puntos). 180 minutos y no hubo diferencias en el tanteador entre un Primera y Tercera.

Siendo pragmáticos, el cero a cero obtenido en el Coliseum en la vuelta ante el cuadro vizcaíno le permite al conjunto azulón logró cortar la serie de tres derrotas consecutivas y clasificarse para octavos de final. Pero la realidad es que el Portugalete sacó los colores al Getafe, aguantó estoicamente los 90 minutos y hasta intentó un milagro en los últimos minutos que no llegó. Gigante mérito el logrado por el equipo de Jabi Luaces, consciente de sus limitaciones pero con las ideas muy claras: agruparse atrás, trabar el juego del cuadro azulón, tocar rápido y entrega y solidaridad infinitas.

Es cierto que el Getafe pegó cuatro tiros en los palos (Marcano, Mané y dos de Colunga), que tuvo otro par de claras ocasiones (Albín y Sardinero) y que llevó el peso del partido, pero era tan grandes la abnegación y el coraje ofrecidos por los gualdinegros que hasta la misma diosa Fortuna pareció tener simpatía por el débil (en cuanto a recursos). Sin embargo, los cuatro palos no deberían esconder el problema futbolístico que padece el Getafe: no tiene fluidez de juego, se falla un pase tras otro y parece no tener respuestas anímicas en numerosas fases de los encuentros. Líderes se buscan, gente que juegue, mande, ordene o pegue cuatro gritos si hay que pegarlos.

El resultado es un equipo que sacó adelante la eliminatoria, pero que carece de alegría, y esa apatía contagiosa también parece estar pasándose a una afición que no encuentra dentro del campo motivos para emocionarse. El contraste con los 300 hinchas jarrilleros era brutal: aplausos, banderas al viento y vitores para un modestísimo equipo que terminó arrastrándose durante los últimos dos minutos por el esfuerzo realizado.

Además de la clasificación, otra nota positiva para el Getafe es la actitud mostrada por Adrián Sardinero, que parecía un atleta de ultra-maratones al lado de otros compañeros. Los silbidos de la grada con el equipo son un ingrediente más que favorece el actual enrarecimiento del clima sobre el Coliseum. El equipo azulón necesita ya un resultado positivo en liga para aplacar los ánimos. Y estos no llegan si no juegas bien al fútbol. Y esto último no se logra si no le echas ganas al asunto, máxime si eres un equipo como el Getafe, sin individualidades que te puedan definir un partido en dos chispazos. El equipo da la sensación de necesitar un electro-shock, una sacudida que le saque de su letargo. Enhorabuena al Portugalete, por dignificar al fútbol.


Ficha técnica: Getafe 0 – Portugalete 0

Getafe: Ustari; Pintos (Parejo, min.46), Cata Díaz, Kas (A), Marcano; Mosquera (A), Boateng; Arizmendi, Albín, Víctor Sánchez (Mané, min. 75); y Colunga.

Portugalete: Urko Macías; Eirz Goiria, Bergara, Adrián Pinilla, Gorka Soria (A); Clausi (Rubén Darío Carreño, min.69), Alberto Pérez (Iturriaga, min. 76), Ontiñano (A), Marcos Gondra; Etxabe (Raúl Salcedo, min. 67) e Imanol Aguiar.

Goles: no hubo.

Árbitro: Ramírez Domínguez (Colegio andaluz).

Incidencias: Unos 7.000 espectadores.en el Coliseum (300 del Portugalete). El Getafe clasifica a octavos de final de Copa del Rey por el valor preferente de los goles anotados en campo contrario (1-1 de visitante y 0-0 de local).


Foto: EFE

No hay comentarios: