21 oct. 2010

Julián Calero: “He estado en la historia del Parla como aficionado y jugador”

El flamante entrenador del equipo negriazul explicó su proyecto futbolístico en Globo FM. Asimismo, recordó su pasado como simpatizante y sus seis años como futbolista de la entidad.



Artículo publicado en el periódico El Iceberg de Madrid (incluye audio de la entrevista): Julián Calero; “He estado en la historia del Parla como aficionado y jugador”

El Parla ganó el pasado domingo su primer partido de la temporada. Fue un 1-0 ante el Real Madrid C y marcó el debut en el banquillo de Julián Calero, sustituyo de Eduardo Escolar tras su dimisión. Sin embargo, el equipo azul y negro se ubica penúltimo en la Tercera madrileña con 5 puntos en ocho jornadas, y este año no cuenta sufrió el alejamiento de muchas de sus figuras por la drástica reducción en el presupuesto.

Julián Calero repasó en el programa 'La Pachanga' de Globo FM la actualidad del conjunto parleño, a la vez que valoró su implicación afectiva con un equipo del que primero fue aficionado, luego seis años jugador, entrenador de la cantera y hasta llegar ahora al primer equipo. Es decir, pasado, presente y futuro del Parla.


Frases

"Los veteranos son el sustento de este equipo"

"Tenemos tres jugadores que pueden incorporarse. Son operaciones complicadas porque económicamente estamos muy limitados. El presidente [Eugenio Fernández Lagos] nos ha dado libertad para poder hacer y deshacer"

"En mis equipos siempre trato de que partan de un orden para defender. A partir de ahí, trataremos bien la pelota. El Parla va a ser un equipo, de aquí a un par de meses, atractivo de ver"

"Yo he estado en la historia del Parla como aficionado. Ahora me toca estar como entrenador, y claro que mi implicación afectiva es mucho más grande. Lo único que espero es que eso nuble nuestra visión deportiva"



Entrevista

¿Cómo está llevando estos primeros días al frente del Parla?

Muy movidos, con muchísimo trabajo tanto a nivel deportivo como institucional. He tratado de darle una idea diferente en todos los aspectos. Estamos tratando ahora mismo de remodelar ciertas facetas, sobre todo en el ámbito deportivo, porque en los otros ámbitos el club está sorprendentemente organizado, con gente muy trabajadora e implicada en la junta directiva.

¿En que está haciendo énfasis ahora? ¿En lo anímico, en sentar las bases de una filosofía de juego?

En todo un poco. Nos encontramos una plantilla algo alicaída en cuanto a su propia autoestima. Nosotros lo primeros que hicimos para que empiecen a recuperarla es recordarle lo que han sido, donde estamos, y recordarles la historia de este club. Se están implicando de forma extraordinaria con nosotros. A nivel futbolístico, la semana pasada dimos los primeros bocetos de lo que queremos, tanto en ataque como en defensa, transiciones y balón parado. Simplemente lo básico porque no daba para más. Algunas cosa francamente salieron bien el domingo, y otras tenemos que mejorarlas cuando antes.

¿Qué es lo que más te gustó del triunfo ante el Real Madrid C?

La implicación de todos los jugadores fue sobresaliente, el trabajo defensivo que se hizo fue espectacular. Estuvimos de notable alto. En cuanto a os conceptos ofensivos nos faltó algo de fluidez, de tener más la pelota, de tener más precisión en los pases, nos faltó un pelín más de profundidad. Cosas que eran lógicas. Pero la actitud defensiva, la solidaridad y esas ganas son la base para que el equipo volviera a tener confianza en sí mismo. Creo que poco a poco vamos a ir viendo al equipo mejor.

Después del traumático verano que padeció el club, la plantilla quedó diezmada y sólo quedaron cinco veteranos: Iru, Vega, Gordo, Lucio y Roa, a los que se suma ahora Alberto tras su vuelta. ¿Serán ellos fundamentales para guiar a los jóvenes a levantar la actual situación?

Los veteranos, no cabe duda, son la base de este equipo, la base futbolística y la base humana, el sustento de este club. Son chicos que hacen un vestuario extraordinario, que están peleando y que se han quedado aquí a pesar de las circunstancias y de las condiciones. Por lo tanto hay un ingrediente de amor o cariño a estos colores, que tenemos que aprovecharlo nosotros. De eso precisamente lo hemos hablado con ellos, que tienen que ser los referentes, que no pueden bajar nunca los brazos, que no pueden desanimarse pero a los momentos malos que estamos pasando. Que todavía estamos abajo, y aún tenemos que cambiar la dinámica. Tenemos que ser prudentes y constantes. Por otro lado están los jóvenes, y tienen que poner su atrevimiento y velocidad. Todos tienen que aportar al equipo. También tenemos incorporaciones que se pueden producir en los próximos días.

¿Cuántos fichajes pueden llegar al equipo?

Tenemos tres jugadores que pueden incorporarse, todavía estamos en negociaciones. Esperamos cerrar todo la semana que viene, y a partir de allí queremos darle estabilidad a la plantilla y que no haya más movimientos, y con ellos ir a todo. Sí tenemos que reforzarla porque teníamos carencias en algunas posiciones.

Entiendo que al no estar cerrado no puede avanzar nombres, pero ¿pueden saberse las posiciones a reforzar, y si son jugadores contrastados en el fútbol madrileño?

Tenemos un buen portero y una buena defensa. De ahí para adelante tenemos que fortalecer al equipo, en el mediocentro, en banda, en ataque. Hay jugadores que jugaron conmigo en el Real Madrid, que son jóvenes y que yo confío en ellos, que nos van a dar ese dinamismo que necesitamos. Son operaciones complicadas porque el aspecto económico es muy muy limitado. Estamos en ellos, en negociar esas situaciones. Todos los que vengan deberán reforzar lo que tenemos porque la plantilla es escasa en cuanto a efectivos.

Además de entrenador está haciendo a su vez de secretario técnico. ¿Si no se tiene dinero se puede convencer sólo desde un proyecto?

Sí, por ahí van las situaciones. En lo deportivo, el presidente [Eugenio Fernández Lagos] nos ha dado libertad para poder hacer y deshacer en una situación desesperada, con el equipo que sólo había sumado dos puntos. Confianza absoluta y un poco de carta blanca para poder hacer y deshacer, y esperamos no defraudarle ni a él ni a nuestra gente. Tenemos una masa social detrás extraordinaria. De verdad que el domingo me entraron ganas de llorar, fue espectacular ver a la gente al final del partido. Nos esperó incluso cuando acabó para darnos las gracias y la enhorabuena. Nos sentimos muy implicados, tanto yo como mi cuerpo técnico: José Cuevas [segundo entrenador], Manolo [Muñoz, entrenador de porteros], Alberto [Lucio, preparador físico] o [Franscisco] Castellanos [entrenador ayudante]. Nos sentimos muy orgullosos, eso nos empuja a seguir adelante con el único objetivo de salvar el equipo, y no dejarle caer a donde nunca debe caer.

El próximo domingo juegan un derbi ante el Pinto en el Amelia del Castillo. ¿Cómo lo afrontan?

Nosotros queremos implantar un modelo de juego en el que hay variables según el rival. Esas variables vienen en función del estilo de juego del rival, del campo, de las condiciones atmosféricas y otras circunstancias. Por ejemplo no es lo mismo enfrentarse al Real Madrid C que al Pinto. Pero está claro que siempre partiendo de la idea que nosotros tenemos. Pinto, en mi opinión, es uno de los equipos más poderoso a nivel de plantilla de la Tercera División, aunque a nivel clasificatorio aún no ha arrancado todo lo que puede. Si miras nombres por nombre encuentras a Saufán, Villafáfila, Ribe, Didí, Jesús, Pardo… un rival muy contrastado en la categoría, muy complicado.

Siempre partiendo de los jugadores que dispongas, pero ¿cuál es tu filosofía de juego como entrenador?

En mis equipos siempre trato de que partan de un orden para defender, una idea clara de dónde, cómo y cuándo vamos a la presión, de que todo el mundo esté coordinado en esas labores. A partir de ahí, me gusta que traten bien la pelota. En todos los equipos en que estado, incluso el Alcobendas el año pasado, que cogimos al equipo en puesto de descenso con 6 puntos en nueve jornadas, y optamos por jugar bien al fútbol. La verdad es que la apuesta por momentos salió bien. Tratamos que el balón sea un aliado y no un enemigo. No vamos a regalar la pelota ni terreno al rival, vamos a intentar mandar. Pero es cierto que el domingo pasado, el rival tenía más calidad que nosotros y nos obligaba a defender bien. Pero también es una virtud, el conocer tus carencias y tus virtudes, y saberlas aprovechar. Vamos a ver si el modelo que tratamos de implantar también se ajusta a las condiciones de nuestros jugadores, algo que es importante. Pero aún así, que todo el mundo sepa que el Parla va a intentar a jugar bien al fútbol, y que va a ser un equipo, de aquí a un par de meses, atractivo de ver.

¿Cómo empieza tu historia en esto el fútbol, como jugador y como entrenador?
Yo no me conozco de otra manera que no sea ligado al fútbol. Tengo fotos de chavalín, con mis camisetas de mi equipo de fútbol de Primera División, y no me acuerdo de esas fotos de lo pequeño que era. Desde siempre he estado ligado a este deporte. He jugado en Parla seis temporadas, tres en Fuenlabrada, dos en Pinto… también jugué en Valdemoro, Alcalá y Coslada. Ya como entrenador empecé en la Agrupación Deportiva Parla también, en el equipo Cadete. Luego entrené al Juvenil del Parla y pasé a las escuelas del Atlético de Madrid. Después fui segundo de Míchel en el Rayo Vallecano, en Segunda División B, y luego él fichó por el Real Madrid y me llevó. En el Madrid entrené al Juvenil C un año y al Juvenil A dos años, y también estuve en el cuerpo técnico del Castilla con Mandía y Lopetegui, una etapa muy enriquecedora. El año pasado empezamos en la jornada 9 en Alcobendas, y este año Parla. He hecho un resumen lo más estricto posible, era un poco complicado. En todo caso, estoy muy contento de estar aquí y muy muy muy ilusionado con sacar al equipo adelante.

¿El hecho de haber sido jugador y entrenador del Parla, te implica un poco más con el club desde el sentimiento, sobre todo por la situación que está atravesando?

Sin duda. Yo desde hace muchos años soy de Parla. Recuerdo haber visto partidos en el polideportivo con Alvarado, Becerra, Macua, Lázaro, Titi, Olivares… etapas con Calles, con Virtus… muchísimos jugadores y partidos de la Agrupación Deportiva Parla. Recuerdo hasta el primer partido en Los Prados, contra el Badajoz, que perdimos por 0-1. O sea que yo he estado en la historia del Parla como aficionado. Ahora me toca estar como entrenador, y claro que mi implicación afectiva es mucho más grande, es evidente. Lo único que espero es que esa implicación afectiva no nuble nuestra visión deportiva. A veces tanta motivación es complicada manejarla. Ahora soy el entrenador, y a veces hay que aislarse un poco, porque en Parla nos conoce mucha gente y todos te hablan sobre lo que vamos a hacer. Tengo que separar esa situación para estar fresco cuando tengo que estarlo, que son los domingos y en los entrenamientos. Implicación mucha, pero con cabeza.



Foto: AD Parla

No hay comentarios: