8 sept. 2010

Torazo en rodeo propio


Argentina se dio una alegría tras golear a España, vigente campeona mundial, por 4 a 1 en un Monumental repleto. Definición exquisita de Messi, Higuaín calcó un gol a Boca y Tévez no se apiadó de Reina. Es la mayor goleada entre ambos equipos.


Justo siete minutos después del triunfazo de Argentina sobre Brasil en el Mundial de Básquet de Turquía, comenzó el encuentro de fútbol entre la albiceleste y España. Dicen que la grandeza de tus enemigos es lo que te hace aún más grande, por eso han sido dos grandes victorias para el deporte argentino.

Algunas pinceladas que dejó el match en el Monumental:

Partido extraño, porque el juego no arrojó tres goles de diferencia. Argentina tuvo seis ocasiones claras y metió cuatro tantos, y España pegó tres tiros en los palos.

Tévez, autor del tercero por su fe inquebrantable y el resbalón de Reina, metió dos pases-gol en los primeros tantos.

Sin Maradona, Argentina perdió poder mediático pero ganó en fútbol. Ya no se mira para el banquillo sino dentro del rectángulo de juego.

Nadie podrá devolverles a Zanetti (37 primaveras) y Cambiasso el Mundial de Sudáfrica, pero demostraron que todavía pueden jugar en la albiceleste.

Messi abrió la lata, besó el escudo y recuperó la sonrisa, en su juego y en su rostro.

El gol de Higuaín fue un calco del tanto anotado a Bobadilla en el 3-1 a Boca (Apertura 2006).

Ahora saldrán los que critican a Don Vicente Del Bosque. Está bien, se delatan ellos solitos.

Fernando Llorente demostró que no solo sabe cabecear y jugar de espaldas al arco.

Villa no marcó y sigue con 43 goles, a uno del récord en la selección española (Raúl).

Se cortó el récord de Marchena: 56 partidos consecutivos sin perder con la selección.

Cuarta visita hispana para enfrentarse a Argentina: tres derrotas y un empate (todas en River).

Con este 4-1, Argentina inclina el historial a su favor: 6 triunfos, 2 empates y 5 caídas. El de hoy es el resultado más holgado en los 13 encuentros.


Folklore futbolero: Las malas lenguas dicen que el resultado fue lógico. España se entrenó en Boca, fue a River y perdió con el equipo dueño de casa.


Enlaces:
Volver, que 32 años no es nada
El Monumental, la casa de la selección
Erratas en la previa

Foto: Diario Olé

No hay comentarios: