5 sept. 2010

Volver, que 32 años no es nada...


El próximo martes la vigente campeona mundial juega en el estadio Monumental de River. ¡Si habrá pasado tiempo desde que España pisó por última vez suelo argentino que Julio Grondona todavía no era presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA)! Don Julio asumió en el cargo en 1979 (hace 31 años), mientras que la rojigualda no se presenta en Argentina desde el Mundial de 1978. A su vez, Ángel María Villar, actual presidente de la Federación Española, jugó en el último partido entre ambas selecciones en Buenos Aires (1974).


El partido del próximo martes entre ambas selecciones es un gran acontecimiento en Argentina por varias razones, entre ellas:

- Llega al Monumental la vigente campeona mundial.

- Desde 1974 que España no se enfrenta con la albiceleste de visitante.

- Desde 1987 que una selección europea de jerarquía no pisa Buenos Aires (Alemania Federal).

- La gran colectividad española residente en Argentina podrá volver a ver ‘en casa’ al equipo de la Madre Patria después de 32 años (1978).


Todo esto, sumado a que Argentina fue vapuleada en cuartos de final en Sudáfrica, ha despertado una gran expectación en el país sudamericano, motivo por el cual ya se ha colgado el cartel de ‘no hay más billetes’.

Los motivos del enfrentamiento a orillas del Río de la Plata, además del interés deportivo, pueden encontrarse en la inmejorable relación que mantienen Julio Grondona y Ángel María Villar.

El mandamás argentino se anota así otro 'éxito' en su dilatada gestión. Autodenominado “vicepresidente del mundo" en relación a su cargo en la FIFA (Presidente de la Comisión de Finanzas), siempre se ha jactado de ser tesorero del organismo “sin hablar tres palabras en inglés”.

Por su parte, el directivo bilbaíno se encuentra en plena campaña para que España pueda organizar -junto a Portugal- el Mundial de 2018 (la sede será elegida en diciembre). Por ello también se entiende el reciente viaje de la selección de Del Bosque a México, que tiene mucho peso en la CONCACAF (Argentina pertenece a otra ‘división’ de la FIFA, la CONMEBOL).

Además del dinero que mediáticamente genera un encuentro entre dos potencias del planeta fútbol, políticamente el partido es aprovechado por el gobierno argentino, quien encuadra el choque como otro acto del Bicentenario del Primer Gobierno Patrio (el cual fue el embrión de la independencia definitiva de España, proclamada en 1816).


Antecedentes y curiosidades

Historial empatado: 12 partidos disputados, con cinco victorias para cada uno y dos empates (13 tantos albiceleste y 12 españoles).

Argentina invicta de local: En suelo argentino, tres choques: dos triunfos locales y un empate. En este último, en 1974, Ángel María Villar sustituyó a Quini en el minuto 78, en lo que era el primer partido de César Luis Menotti como seleccionador.

En España, ocho enfrentamientos: cinco éxitos locales, un empate y dos albicelestes. Los últimos dos partidos los ganó la vigente campeona mundial (2006 y 2009).

El encuentro restante fue en el Mundial de Inglaterra (2-1 para el combinado sudamericano).

Di Stéfano y Pizzi marcaron con la Roja a su país natal: En 1961, la Saeta Rubia anotó en el 2-0 disputado en el Sánchez Pizjuán. Por su parte, en 1995, Pizzi marcó en el 2-1 jugado en el Vicente Calderón.


Tres visitas a Argentina, todas en el Monumental

05/07/1953: 1-0 (gol de Grillo). Cancha de River. España: Ramallets, Navarro, Biosca, Segarra, Manolín, Bosch, Basora, Venancio, Kubala, Moreno y Gaínza.

24/07/1960: 2-0 (Sanfilippo (2)). Cancha de River. España: Ramallets, Rivilla, Garay, Alvarito, Vergés, Segarra, Pereda, Suárez, Di Stéfano, Peiró y Collar.

12/10/1974: 1-1 (Rogel y Pirri). Cancha de River. Segunda Copa de la Hispanidad. Debut de César Luis Menotti como seleccionador. España: Iribar; Sol, Castellanos, Benito, Capón; Claramunt, Pirri, Irureta; Benítez (García Soriano 68’), Quini (Villar 68’) y Churruca.


Mundial de 1978

España no pasó de primera ronda. Austria (0-1, en el estadio de Vélez), Brasil (0-0, en Mar del Plata) y Suecia (1-0, otra vez en el José Amalfitani de Vélez).


Madre Patria, pero no visitante frecuente

Pese al fuerte vínculo histórico, España solo visitó tres veces a Argentina. Otras siete selecciones europeas registran mayor cantidad de visitas: Polonia (8), Bulgaria y Yugoslavia (6), Rumania y Unión Soviética (con Rusia) (5), y Checoslovaquia y Francia (4).


Roberto Rogel anota de cabeza el empate en el último Argentina-España disputado en Sudamérica (1974). Fotos: Diario Clarín

No hay comentarios: